Santiago Abascal, líder de VOX, pronuncia en TVE 1 la frase de la semana: “Este es quizás el peor Gobierno en 800 años” 

Ha sido el protagonista indiscutible de la semana que se va. Santiago Abascal, líder de VOX, siempre da de frente ante las cámaras de televisión, no es un político de perfil como los demás, como todos los demás, en tiempos de peligrosas ambigüedades que persiguen engañar a la ciudadanía, con gente tan peligrosa como Sánchez, Iglesias y Arrimadas, pero también tan indefinida y veleidosa como Casado. Abascal es, sin embargo, como las lentejas: o las tomas o las dejas, y es un político claro, clarísimo, como para atreverse a decir, en plena censura, control y subordinación de TVE que el de Sánchez es el peor Gobierno de España en 800 años. Su declaración valiente, que ya venía en primera versión reducida desde la comisión parlamentaria, ha hecho fortuna como la frase estrella de la semana. 

Quizás le echó más valor que el propio Abascal la presentadora de “La hora de la 1”, Mónica López, porque arriesgó a un encuentro en el que salió perdiendo puntos constantemente, revelando un notable desnivel intelectual y político frente a Santiago Abascal. A medida que Mónica López avanzaba en el tiempo de su hora y en preguntas, cada respuesta de un preparadísimo e inteligente Santiago Abascal la iba empequeñeciendo, además de identificarla con la subjetividad menos profesional que se pueda imaginar. 

La presentadora empezó buscándole el sitio por dónde encontrar en Abascal la fecha de la moción de censura. Pero no hubo forma. Abascal tiene sus planes y nada le conmueve en lo televisivo para descifrar antes de tiempo lo que tiene marcado su momento. Tampoco le admitió el líder de VOX someterse a una presunta vanidad ni protagonismo de la moción de censura:

“Este es el Gobierno de toda la democracia que merecía con más claridad una moción de censura. No tenemos interés en liderarla, pero estamos dispuestos a hacerlo si no lo hace el segundo partido del país, que es en estos momentos el Partido Popular. No obstante esta moción no interpela al Partido Popular o a Ciudadanos, sino a todos los diputados y trata de representar a muchos españoles que lo están pasando mal en la calle y que necesitan ver una esperanza y una alternativa. Y eso es lo que nosotros vamos a ofrecerle con esa moción de censura. No tenemos miedo en protagonizar la moción de censura ni tampoco tenemos miedo a los resultados parlamentarios”. 

Abascal confesó sin disimulos ni rodeos: “El Partido Popular ha mostrado ya su posición en contra a la moción de censura. Mi relación con Pablo Casado es una relación cordial, es una relación de hace años, de cierta distancia política en estos momentos porque no analizamos de la misma manera la situación del país, ni las recetas de lo que España necesita son compartidas. No hay más que escuchar el discurso de VOX y el del Partido Popular para saberlo más allá de que el Gobierno tiene tanto empeño en retratar juntos al Partido Popular y aVOX”. 

Mónica López intentaba acorralar a Abascal por donde el líder de VOX se escapaba  lleno de honradez política con los españoles:

 -Si no tiene los apoyos para la moción de censura, ¿qué sentido tiene presentarla? 

“Una moción de censura  -le aclaró y enseñó Abascal-  es un instrumento parlamentario plenamente democrático y legítimo que en estos momentos lo que busca por nuestra parte es ofrecer esa esperanza a los españoles, decirles que hay alternativa, que otro Gobierno es posible y decirles además que lo que queremos es devolverles la voz, porque los españoles han sido engañados en las pasadas Elecciones. Hemos acusado sistemáticamente al Gobierno de ser un Gobierno ilegítimo, porque no es legítimo mentir a los españoles. No se puede decir a los españoles que se va alcanzar el poder sin pactar con los comunistas, sin pactar con los separatistas, sin contar de ninguna manera con los herederos de la banda terrorista ETA y finalmente tener que contar con todos esos apoyos, e incluso incluir a Podemos en el Gobierno. Pedro Sánchez ha mentido de una manera deliberada, descarada y brutal como no lo ha hecho ningún candidato a la presidencia del Gobierno durante toda la democracia. Y eso es totalmente ilegítimo. Será legal mentir, pero es ilegítimo; y nosotros vamos a seguir diciéndolo. Por lo tanto, vemos que este Gobierno merece una censura”. 

Y continuaba el líder argumentando su decisión:

“Nos han condenado a ser un país con el mayor confinamiento y, a la vez, estar a la cabeza del número de muertos por habitantes y a la cabeza del rebrote en este instante, porque la gestión es completamente desastrosa y España tiene que librarse de este Gobierno para salir adelante desde un punto de vista sanitario y desde un punto de vista económico. Como lo creemos nosotros, lo creen millones de españoles”. 

Mónica López creyó tener base en aludir al artículo 102 Constitución como la vía idónea para demandar la responsabilidad penal del Gobierno ante la Sala del Supremo, no mediante una moción de censura. Y que las prioridades de los españoles superan ahora las de un movimiento político que no va a ir más allá de presentar una moción de censura. Pero Abascal le demostraba otra vez no haber reflexionado ni calculado los efectos de su pregunta:

“Nosotros hemos denunciado también en los tribunales la responsabilidad penal del Gobierno, pero somos políticos, somos diputados y tenemos una responsabilidad parlamentaria también, por eso estamos censurando al Gobierno en los tribunales, a través de acción penal, pero también lo estamos haciendo políticamente. En cuanto a si es un buen momento, es un momento necesario.  Este Gobierno es un lastre para España, es un peligro para España y no está centrado en los verdaderos problemas de los españoles, en los problemas de salud, en los problemas económicos, en los problemas de seguridad. Está centrado en una Ley de Memoria totalitaria en la que en estos momentos se quiere gastar 15 millones de euros, sigue obsesionado con las políticas de género, sigue obsesionado en promover la llamada a la inmigración masiva, y este Gobierno es un verdadero problema para los españoles. Nosotros, al presentar la moción de censura, lo que hacemos es defender a la sociedad española de este Gobierno”.

La presentadora refirió la frase que había pronunciado en la comisión parlamentaria, declarando Abascal que este es el peor Gobierno en 80 años, con lo cual incluía en el cómputo a la dictadura franquista y la Jefatura del Estado ostentada por Franco. Y preguntó a Abascal si eso no era equiparar a un Gobierno elegido en las urnas  -como el de Sánchez-  a un Gobierno totalitario. Y a Mónica López volvieron a fallarle las previsiones con la altura política de Abascal:

“Quizás me quedé corto y tengo que pedir disculpas. Este es quizás el peor Gobierno en 800 años. Pero lo cierto es que en 80 años desde la Guerra nadie nos llevó a una deuda pública de esta naturaleza, nadie nos llevó a una contracción económica con una destrucción del producto interior bruto de esta naturaleza y nadie nos llevó a una división territorial mayor con pactos con los separatistas y con los herederos del terrorismo. Antes de ayer tuvimos que ver al presidente del Gobierno lamentando profundamente la muerte de un terrorista y hemos tenido que escuchar en las redes sociales el llanto, el lamento, el testimonio desgarrador de una mujer como Toñi Santiago, que su hija fue asesinada por la banda terrorista ETA, igual que vemos el llanto y los testimonios desgarradores de muchos españoles que han perdido a sus familiares de los que no se han podido despedir, con un Gobierno que les mintió sobre la pandemia y ocultó datos y permitió que se celebraran movilizaciones el 8M. Realmente estamos ante un Gobierno que tiene una responsabilidad criminal”.  

Y Abascal redujo a Mónica López cuando quería llevarlo contra las cuerdas:

“Que me diga que creo que es mejor una dictadura que un Gobierno elegido en las urnas es lo que usted entiende. Los que quieren convertir a España en un régimen totalitario y no democrático son los socios del Gobierno. Es el señor Pablo Iglesias con la autorización del señor Pedro Sánchez, con una Ley de Memoria totalitaria que quiere arrebatar la libertad a los españoles y en la que se quiere gastar 15 millones de euros que los españoles necesitan para otras cosas”.

El líder de VOX fue pronunciándose sobre los temas que Mónica López le proponía, como el de la eutanasia:

“Frente al Gobierno de la muerte, frente al Gobierno de la desesperanza, que sólo quiere dar ese tipo de alternativas, sólo quiere desesperar a las personas al final de su vida, que están pasándolo mal, nosotros queremos ofrecer alternativas, queremos ofrecer esperanza y creemos en los cuidados paliativos”.  

Acusado por Mónica López de meter en el mismo saco la violencia a mujeres y a hombres, Abascal le contestó:

“Nosotros no metemos a la violencia en el mismo saco. Lo que sí decimos es que la violencia no tiene género. Y ha salido una ministra totalitaria a decir que los que piensan como nosotros estamos fuera de la ley. ¿Sabe lo que ocurre? Que muchas de las personas que están hoy escuchándonos piensan exactamente lo mismo, porque ha habido una ministra que viene a decir que hay un delito de pensamiento en España. Eso es lo verdaderamente grave”. 

Cuando Mónica López le echó encima de la mesa los datos del Ministerio de Igualdad, Abascal le respondió impasible:

“Datos de encuestas o datos públicos en estos momentos, a nosotros nos generan toda la desconfianza del mundo. Estamos en un país en el que no se cuentan bien ni el número de muertos como para que los datos de las encuestas sean fiables. Y VOX ha sido un partido víctima de todo eso precisamente”.  

Al contertulio José María Lasalle, Abascal se lo dejó clarísimo cuando volvió a intentar encerrarlo en su frase de los 80 años y el peor Gobierno en todo ese tiempo: 

“Yo lo que creo, señor Lasalle, aunque ya se lo puede imaginar, es que después de este Gobierno el siguiente peor en muchos años ha sido el del señor Zapatero, y el otro el del señor Rajoy, del que usted formó parte, con lo cual creo que con eso le digo todo, además de que creo que usted representa un problema para la derecha española porque es una de esas personas que ha convencido a un partido que representa a mucha gente, de que tenía que pedir perdón porque existiese la izquierda. Ese es el problema y por eso ahora estamos debatiendo eso con gran escándalo y no se le puede decir al Partido Socialista que protagoniza una gestión criminal al frente del Gobierno.  

Sobre cómo solucionar el grave problema del déficit de la Seguridad Social, que está en 20.000 millones de euros, Abascal manifestó:

“VOX dijo con mucha claridad que el objetivo de la moción de censura es devolver la voz a los españoles. Inmediatamente convocar nuevas Elecciones; pero de verdad, no como hizo el señor Sánchez, una mente con fórmulas contributivas y demás impuestos para todo tipo de déficits. Nosotros pensamos que hay que ver cómo se desmantela el gasto político improductivo del Estado autonómico”.  

La tertuliana Paloma Cervilla fue reiterativa y hurgó de nuevo a Abascal preguntándole si creía que con Franco se vivía mejor que ahora, al que el líder de VOX respondió:

“Yo lo que considero es que con el Partido Socialista se vive muy mal, nos lleva a la ruina, nos lleva a la división de España”. 

Fue a la altura de esa declaración cuando Santiago Abascal se la jugó en su proverbial valentía y no se calló ni una:

“… y considero también que TVE, que debiera ser un medio público, tiene una gran responsabilidad. Es decir: que en una entrevista como la de hoy al tercer partido de España que representa a cuatro millones, ya no voy a decir que nadie le defienda en una sola de las preguntas, no haya un solo tertuliano que sea capaz de comprenderle, y que eso vaya a ser lo que vaya a ocurrir con todos los tertulianos que ustedes llevan a TVE, demuestra que estamos ante el peor Gobierno en 80 años y que ustedes actúan como el NODO”. 

Mónica López, sorprendida y desacostumbrada a la sinceridad, quiso salvar la imagen lamentable de TVE asegurando a Abascal que aquella era su casa y podía acudir cuando quisiera. Eso, naturalmente, no hay quien se lo crea en una dictadura como la socialcomunista. Se supone que Santiago Abascal tampoco se lo creyó.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *