En esta última fase los trabajos que se están realizando son arqueológicos, para proceder al forjado del templo y la instalación de solería. Por otro lado se construirá una cámara bufa en el perímetro de la iglesia, para preservar el templo de los efectos de las humedades.

Santa Catalina / Web Santa Catalina

Santa Catalina / Web Santa Catalina

La Hermandad de la Exaltación ha celebrado los cultos anuales en honor de su dolorosa, la Virgen de las Lágrimas, siendo ahí, en la función principal, donde el párroco de San Román y Santa Catalina, Francisco José Blanc, anunció asegurando a todos los allí presentes, que el templo de Santa Catalina reabrirá sus puertas en la primavera de 2018.

Blanc afirmó que los trabajos en el templo están desarrollándose a buen ritmo y que se han encontrado elementos que se pueden atribuir al siglo X. Además añadió que ya “pararán ahí para empezar a tapar y que empiece la siguiente fase de reconstrucción”.


Tras haber estado un tiempo paradas, las obras en Santa Catalina se reanudaron el pasado mes de junio y se está trabajando ya en la tercera y última fase de restauración , ya que la suspensión de las obras, al poco de comenzar las actuaciones de esta fase, estuvo motivada por la denuncia planteada por la Constructora San José, en base a discrepancias sobre los pagos a realizar por la fase anterior de la restauración.

Señalaba en aquel momento el secretario general y canciller de la archidiócesis, Isacio Siguero, “la restauración de Santa Catalina sigue siendo una prioridad y, resuelta esta circunstancia, se está en disposición de acometer los trabajos para abrirla cuanto antes para los fieles de la Archidiócesis y para todos los sevillanos al constituir un monumento emblemático de la ciudad”.