La Policía Nacional ha detenido en Sevilla a dos personas como presuntos autores de varios robos a turistas ocurridos todos ellos en establecimientos hoteleros de la ciudad, así como otros denunciados en Madrid. Según la Policía Nacional, los presuntos autores de los hurtos eran dos individuos de origen extranjero, que se habían desplazado desde Madrid, ciudad donde residían, utilizando para ello un coche de alquiler para así intentar pasar desapercibidos.

Se dedicaban a vigilar los hoteles de Sevilla para determinar los de más afluencia y así escoger a las víctimas más propicias. Una vez escogido el establecimiento donde actuar, uno de ellos vigilaba desde el coche mientras el otro entraba en el vestíbulo del hotel, donde aprovechaban los momentos de descanso de los turistas o incluso mientras tomaban el desayuno en la cafetería, para llevarse los bolsos de mano, objetos electrónicos e informáticos y maletas pequeñas, usando una chaqueta en el brazo a modo de “muleta” para ocultar la mano con la que sustraían los objetos.


Tras el reconocimiento facial de los presuntos autores de estos robos gracias a las grabaciones de las cámaras de seguridad de los hoteles en los que habían actuado, se elaboró un dispositivo a fin de localizarles y detenerles, mediante más presencia policial en los hoteles tanto de uniforme como de paisano.

Después de haber recibido información de un nuevo hurto cometido momentos antes en un hotel de la capital sevillana, la policía realizó un diagnóstico de los hoteles próximos donde pusiesen cometer otro delito, localizando los agentes a estas dos personas cuando salían de un hotel tras cometer nuevos robos. Tras darles el alto, se inició una persecución que finalizó con el arresto de estas personas y su traslado a dependencias policiales.

A los detenidos les constaban numeroso antecedentes por hechos similares, teniendo uno de ellos en vigor cinco órdenes de búsqueda por su presunta participación en varios robos en hoteles de Madrid.