Reparación del pavimento de la Alfalfa

Operarios de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ejecutaban desde esta mañana muy temprano arreglos del firme de la Plaza de la Alfalfa. Esta céntrica zona de la ciudad no es más que un botón de muestra de cientos de calles y plazas cuyo estado de conservación es lamentable y urge que acometan obras de igual naturaleza.

 

 

Trabajadores de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla llevaban a cabo esta mañana, y desde muy tempranas horas (antes de las 8 ya estaban allí), trabajos de reparación de la solería de la Plaza de la Alfalfa. 

Uno de los problemas urbanísticos de la ciudad es precisamente el de firmes levantados que provocan accidentes por tropiezo de los transeúntes. El peligro de las caídas, sobre todo en casos de personas mayores, está en los suelos y calzadas de la ciudad.

Por suerte y gracias a estas tareas de recolocación de baldosas en plena Plaza de la Alfalfa, se libera del pésimo estado de conservación de tantos lugares esta ubicación concreta del casco histórico, por la que a diario transitan cientos de personas, pues se trata de un indiscutible cruce de caminos desde la Plaza del Salvador o la Cuesta del Rosario hacia calles como Águilas, San Juan, Boteros, Sales y Ferré, Candilejo, Augusto Plasencia, Pérez Galdós…  incluso buscando desembocaduras como la Plaza del Cristo de Burgos. Por cierto, que a esta última también le ha llegado esta semana (como ya informamos anteayer en SevillaInfo) el momento previsto para los trabajos de su conexión vial con la calle Dormitorio, donde se pretende ampliar y conciliar con la circulación del tráfico el paso simultáneo de los peatones que vayan o vengan de la calle Alhóndiga, próxima a la Plaza de San Leandro (donde se encuentra la típica Pila del Pato, cantada por sevillanas en la voz del inolvidable Paco Palacios, El Pali).

En cuanto a obras de envergadura en el centro de Sevilla, y más en concreto en su ámbito más monumental, se recordará que ya se encaminan hacia su tramo final los trabajos de rehabilitación, adaptación y nueva fisonomía de la calle Mateos Gago, la que sirve la clásica postal de la Giralda izada entre sus naranjos.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *