Raquel, una vecina de la Puebla de los Infantes, ha vuelto a denunciar a su marido, José Antonio Santos, por un presunto delito de violencia machista, y, en esta ocasión, los jueces opinan de nuevo que se trata de una nueva denuncia falsa, como la que llevó a su marido a pasar once meses en prisión siendo inocente. Raquel, condenada en 2012 a 20 meses de prisión por otra serie de denuncias falsas, nunca pisó la cárcel.

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Lora del Río ha ordenado deducir testimonio por presuntos delitos de acusación y denuncia falsa contra Raquel,  quien, en un auto, ha decidido archivar la causa abierta contra José Antonio Santos tras la denuncia por presuntas agresiones presentada por su exmujer. El juez asevera que “de ni una sola de las múltiples diligencias de investigación e informes técnicos que obran en autos se desprende indicio alguno de esas agresiones que la denunciante refiere le fueron causadas por su expareja en la madrugada del día 21 de noviembre de 2015”.

Según esta mujer ese día, cuando salió a la puerta de su casa, se encontró con su exmarido, quien, le habría golpeado en la cabeza, agarrándola por el cuello, y recibiendo un golpe por el que perdió la conciencia, presentando posteriormente un parte de lesiones emitido por un hospital. El juez asevera que estas manifestaciones de la denunciante “resultan incompatibles” con el resto de pruebas practicadas, entre ellas los testimonios de los testigos, compañeros de trabajo de su exmarido e incluso las de su propio hijo.