Un joven de 24 años de edad ha ingresado en prisión por orden judicial tras haber sido detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía acusado de presuntos abusos sexuales sobre 15 menores a los que captó a través de internet y a los que habría pagado cantidades entre 100 y 400 euros a cambio de tocamientos y otras prácticas sexuales.

El detenido, que cuenta con antecedentes penales por corrupción de menores llamaba la atención de sus víctimas a través de los chats dedicados a los videojuegos. Uno de los menores de los que habría abusado, un joven de 16 años, denunció la semana pasada que durante más de un año había sido víctima de abusos sexuales por parte de este joven al que había conocido a través de una red social.

Una vez identificado el presunto autor de los hechos, los agentes de la Policía Nacional localizaron a un total de 14 víctimas más, todos chicos menores de edad con lo que el joven había contactado mediante las redes sociales. Fruto de la investigación, los agentes averiguaron que este joven engatusaba a los menores ofreciéndoles su domicilio para jugar a videojuegos y fumar en cachimba.


Durante los encuentros, según la Policía Nacional, el presunto autor de los hechos prometía dinero a los menores a cambio de realizarles tocamientos, solicitarles fotos de sus genitales u otras prácticas sexuales.