Cambio de rumbo en el principal partido de la oposición en el Ayuntamiento de Sevilla. El  Grupo Popular ha presentado las líneas básicas de “Sevilla es más”, la nueva “estrategia” política con la que se pretende liderar la iniciativa política de la oposición y situar al PP en la carrera para intentar recuperar la alcaldía de la capital de Andalucía. La nueva estrategia de los populares sevillanos pasa por abandonar la comodidad de los despachos del Ayuntamiento y lanzarse a las calles de los barrios a captar el sentir de los ciudadanos.

Los concejales y representantes del PP recorrerán los barrios para recoger las “quejas, situaciones y propuestas” de los vecinos, a fin de “transformar el malestar” ciudadano por el déficit de la gestión municipal en “fuerza positiva, esperanza y ambición” a la hora de ejercer la oposición y conformar una alternativa de gobierno.


El portavoz del grupo municipal popular, Beltrán Pérez, ha llamado al “camino del crecimiento”, porque “Sevilla ha dejado pasar demasiadas oportunidades” y es necesario que recupere su papel de “ciudad líder y pujante, con un liderazgo interno y externo”.

Pérez, ha defendido que el partido que representa “ya es el referente claro de la oposición y ha consolidado su liderazgo” entre los grupos municipales, al punto de que “da la sensación” de que el PP es “la única” fuerza de oposición, dado que Ciudadanos, Participa e IU “sostienen” de un modo u otro al PSOE, en referencia al papel de tales grupos en los presupuestos o las ordenanzas municipales.

En cualquier caso, el portavoz del Grupo popular pretende iniciar “una nueva etapa de oposición”, bajo la premisa de que el PP es un partido “con vocación de liderazgo y con vocación de ser una alternativa de gobierno”. Para ello, según Beltrán Pérez, el partido debe “dar cabida a todas las realidades de la ciudad, volviendo a salir a la calle para recuperar el liderazgo vecinal y retomando la filosofía de que la política de primera es la de los distritos”.

 

“Sevilla puede ser más verde, más limpia, más cultural, más creativa, más social, más solidaria y más segura”, ha enfatizado el portavoz municipal del PP, lanzando un “mensaje de ambición” frente a quienes “nos quieren convencer de que Sevilla tiene que seguir estando orillada”.