Los portales de los bloques de viviendas y los accesos de las oficinas de Viapol vuelven a amanecer diariamente lleno de restos de botellas, bolsas de hielo, vómitos y orín

El Partido Popular de Sevilla, a través de su portavoz, Beltrán Pérez, y su concejal, Pía Halcón, ha reclamado al Gobierno Municipal que se tome en serio solucionar la grave situación en la que están sumidos los vecinos de Viapol como consecuencia de la botellona, enquistada en la zona. Las medidas adoptadas por el gobierno municipal en Navidad sirvieron para disuadirlas, sin embargo, “en cuanto se ha bajado la guardia” han vuelto a proliferar.


En una visita al barrio, Pía Halcón ha lamentado que “de martes a sábado, desde las once y media de la noche hasta las seis o siete de la mañana los vecinos de Viapol tienen que soportar las consecuencias de una práctica que los está desesperando, cada vez más, ante la pasividad e ineficacia del gobierno de Juan Espadas”. Las calles más afectadas por la botellona son las de Balbino Marrón y José Recuerda Rubio. En ellas, se suceden con frecuencia escenas de vandalismo contra el mobiliario urbano, derivadas de la ingesta excesiva de alcohol.

Por todo ello, Pía Halcón exige a Espadas que “se tome en serio este problema que está provocando la degradación del entorno y la dificultad para conciliar el sueño de los vecinos”. “No se trata de un problema nuevo – explica – . Desde el Grupo Popular lo venimos denunciando desde hace tiempo y, sin embargo, la incapacidad de este alcalde, desbordado por su propia ciudad, está acabando con la paciencia de los vecinos y de las personas que diariamente vienen a esta zona de Sevilla a trabajar”