La delegación del PP que negocia con el gobierno municipal afirma que «el gobierno municipal está dispuesto a aceptar conceptualmente todas nuestras propuestas». Así, ha significado los acuerdos alcanzados respecto al Plan de Modernización del Ayuntamiento y de la Ciudad, como, por ejemplo, la instalación de wifi en los autobuses de Tussam, o respecto a numerosas ayudas a empresas, pymes y autónomos, comercios, polígonos industriales, entre otros, para la reactivación económica.

Este lunes se ha celebrado la segunda reunión de la comisión negociadora para el presupuesto municipal de 2018 con la presencia de responsables de Hacienda del gobierno municipal y concejales del PP, entre ellos Rafael Belmonte, María del Mar Sánchez Estrella, y la asesora en materia de Hacienda, Macarena Silva. Tras el encuentro los populares han mostrado una «satisfacción moderada porque se ha dado un paso más para llegar a un nuevo acuerdo presupuestario que refleje el modelo alternativo propuesto por el PP».


«Está en manos del alcalde elaborar un nuevo documento, tal y como ya se comprometió Espadas en la reunión mantenida con nuestro portavoz, Beltrán Pérez«, ha señalado Belmonte. Además, ha añadido «que el procedimiento que defiende el PP sería la redacción de un proyecto nuevo en el que quede contempladas tanto la estrategia como la filosofía del Presupuesto Alternativo del PP».

En este sentido, Belmonte ha explicado que «el PP condiciona su aprobación a que haya un nuevo proyecto presupuestario, tal y como se comprometió Espadas con Beltrán Pérez, que refleje su Presupuesto Alternativo y no descarta rechazarlo en caso de que no se contemplen las líneas generales e íntegras de nuestro documento». Ha indicado que «estamos dispuestos a negociar y acordar cantidades pero nunca el destino al que se quiere llegar con este presupuesto, que se traducirá en mejoras y avances para la ciudad».


«La asimilación conceptual del presupuesto alternativo del PP va por buen camino, pudiendo estar el acuerdo maduro en próximos días, ya que el miércoles se tendrá la siguiente reunión con el gobierno», ha manifestado Belmonte. El edil popular ha reiterado que «la responsabilidad del alcalde tiene que estar también visible en evitar interferencias externas y ajenas a la negociación». «Espadas no puede permitir que dichas interferencias enturbien el debate y pongan en peligro un acuerdo histórico entre el PP y el PSOE», recalca.

Belmonte ha concluido que «Espadas no puede dejar pasar la oportunidad de conseguir un nuevo presupuesto pactado con la mayoría PP y PSOE, de 23 concejales, que permita que Sevilla tenga un presupuesto solvente a la altura de la ciudad y que vela por los intereses de los sevillanos».