Potente granizo sobre Sevilla

Hacia las once de la mañana la ciudad se ha visto sorprendida por la caída de un fuerte granizo de enorme grosor. No obstante, ya ayer noche y más bien entrando en la madrugada, Sevilla registró sobre sus calles un inesperado aguacero que, aunque breve en duración, fue muy intenso y de gotas enormes, esas gotas justas para haber arrastrado todo lo suspendido en el ambiente y haber descubierto esta mañana a los coches algo embarrados y sucios en sus carrocerías y cristales por la espesa caída de partículas de polvo.

El granizo arrojado con violencia sobre las calles de Sevilla ha sido toda una sorpresa de esta mañana del 21 de julio, un imprevisto contemplado con asombro por las personas que en esos momentos transitaban de un sitio a otro. Incluso para quienes conducían sobre las once de la mañana sus vehículos, la inesperada lluvia de granizo ha hecho temer la rotura de sus cristales u otros desperfectos, además de sentirse en una situación de cierto peligro.

Los pronósticos del tiempo habían anunciado algunos días nublados, pero no la posibilidad de estas momentáneas precipitaciones. A decir de la gente “este calor tenía que romper por alguna parte”. Y es que ciertamente las altísimas temperaturas soportadas por la capital hispalense habían llegado a alcanzar, como ayer lunes, máximas de hasta 49 grados en algunos termómetros al aire libre, como ocurrió en la zona de Nervión, en el instalado junto a El Corte Inglés.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *