Plan Especial de Semana Santa 2024

La Junta Local de Seguridad, en su reunión del pasado 29 de febrero, conformada por representantes del Gobierno municipal, Policía Local, Policía Nacional, Policía Autonómica y Guardia Civil, ha tomado la decisión de extender en treinta minutos (de 1:30 a 2) el horario de apertura de los bares que sirven alcohol durante la Madrugada, estableciendo como nuevo cierre las 6 de la mañana.

Esta medida, que responde a la solicitud de los hosteleros locales, busca dinamizar la vida nocturna de la ciudad y satisfacer las demandas de los ciudadanos y visitantes que desean disfrutar de la oferta de ocio nocturno en un horario más amplio.

Además, se ha anunciado la habilitación de seis nuevas calles para la apertura de establecimientos de café durante la Madrugada. Entre las calles incluidas en esta disposición se encuentran La Campana, Álvarez Quintero, Cuesta del Rosario, Argote de Molina, Placentines, Bilbao, Plaza Nueva, Sierpes, General Polavieja, Albareda y la avenida de la Constitución en su tramo desde la Plaza Nueva hasta la calle Almirantazgo. En estas zonas, se permitirá la realización de actividades relacionadas con la hostelería hasta el horario máximo establecido.

Por otro lado, se ha establecido que en los días en que transiten las cofradías, los bares deberán retirar los veladores una hora antes, aunque se permitirá el consumo en el interior de los locales con normalidad. Asimismo, se autoriza la venta y consumo en la vía pública de agua, refrescos, zumos, néctares en envases de plástico de hasta 500 ml, caldos alimenticios, horchatas, bebidas lácteas y similares en cualquier tipo de envase y volumen, así como café, lácteos e infusiones en vasos de cartón para consumo individual.

Las normativas municipales y legales en Sevilla establecen medidas para fomentar la convivencia ciudadana en los espacios públicos, incluyendo la regulación del uso de las vías públicas y la prohibición de obstáculos que dificulten la movilidad, como las sillitas y personas en el suelo.

El artículo 26.2 de la Ordenanza Municipal y la Ley Orgánica 4/2015 de Seguridad Ciudadana en Sevilla imponen a los ciudadanos la responsabilidad de utilizar las vías públicas según su propósito, siendo responsables de los daños causados por un uso indebido en aceras y calzadas. Se identifican zonas críticas donde se prohíben obstáculos, como las mencionadas sillitas, con el objetivo de garantizar la movilidad en áreas como Laraña-Orfila, José Gestoso-Lasso de la Vega, Plaza del Duque, entre otras, con posibilidad de ampliación.

Los agentes encargados deben advertir previamente sobre estas prohibiciones y, de persistir las conductas, proceder a formular denuncias. En situaciones donde se ponga en peligro la seguridad ciudadana, se aplicarán las disposiciones de la Ley de Seguridad Ciudadana. Además, se llevará a cabo una campaña informativa por parte de la Policía Local para concienciar a los ciudadanos sobre los riesgos de obstaculizar la vía pública de manera indebida, con el propósito de prevenir situaciones peligrosas, como evacuaciones o avalanchas.

Los veladores, terrazas o espacios al aire libre de los establecimientos, son una parte fundamental de la vida social y cultural en muchas ciudades de España, especialmente en Sevilla durante la Semana Santa. Se han implementado una serie de cambios y regulaciones en relación con los veladores y otros aspectos urbanos para mejorar la experiencia de residentes y visitantes.

Una de las novedades más destacadas es la posibilidad de que los establecimientos en la Plaza de la Encarnación puedan tener una segunda fila de veladores hasta la Semana Santa de 2023. Esta medida busca aumentar la capacidad de los locales para atender a sus clientes, pero con la restricción de retirar la segunda fila una hora antes del paso de la cruz de guía y volver a la fila permitida durante el resto de horas.

En la Alameda, se ha incluido esta zona en el plan de veladores solo para la Madrugada y en relación con el nuevo recorrido de la Macarena, lo que amplía las opciones de disfrutar de la gastronomía y el ambiente sevillano en esta emblemática área.

En cuanto a los obstáculos y obras, las hermandades han identificado 2223 obstáculos en su recorrido, que van desde la poda de árboles, reparación de calles, hasta la supervisión de cornisas por parte de los Bomberos. Se han realizado más de 40 obras para mejorar las condiciones de las calles por donde transitan las procesiones, lo que contribuye a la seguridad y el buen desarrollo de los desfiles.

Otra medida importante es la solicitud a los establecimientos de apagar los escaparates durante la Semana Santa, no solo las luces exteriores, lo que busca reducir la contaminación lumínica y respetar el carácter solemne de la festividad. Además, se ha llevado a cabo una mejora estética de la ciudad con la instalación de nuevas farolas fernandinas en las principales calles comerciales del Centro y la retirada de las antiguas farolas de carretera.

En cuanto a la movilidad, se ha elaborado un Plan Especial que tiene como objetivo facilitar la planificación de los desplazamientos durante la Semana Santa de 2024, priorizando el transporte público y la movilidad peatonal. Este plan incluye medidas temporales y permanentes de regulación del tráfico y estacionamiento, que se activarán en tres fases desde el 11 de marzo hasta el 1 de abril de 2024, con cortes puntuales en algunas zonas y restricciones de aparcamiento para garantizar el correcto desarrollo de las estaciones de penitencia y la seguridad de todos los ciudadanos.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *