“Piquetas informativas” de mujeres impiden los servicios mínimos en la Universidad

Grupos de mujeres, constituidas en “piquetas informativas” se han dado cita a primeras horas de la mañana en varios puntos de la ciudad recorriendo centros educativos y de trabajo “animando a la huelga”. En el caso del Campus de Ramón y Cajal, las manifestantes han impedido los servicios mínimos.

La Asamblea Feminista Unitaria de Sevilla, AFU Sevilla,  ha llamado a participar en la huelga general de este 8 de marzo. ” Para evitar presiones y coacciones, desde las 8 de la mañana, piquetas informativas compuestos exclusivamente por mujeres, recorren centros de trabajo animando a la huelga y dando información a las trabajadoras” han anunciado en un comunicado. Las “piquetas” están actuando e impidiendo en muchos casos los servicios mínimos como es el caso de la Universidad, incluso que los hombres asuman las funciones de las mujeres.

Al respecto,  la Hispalense ha mostrado su respaldo a la huelga señalado que la promoción del respeto a los derechos humanos, así como la responsabilidad social y la defensa de los principios de igualdad y no discriminación por razón de sexo, constituyen entre otros los principales valores del conjunto de las universidades españolas.

Por eso, la US desea manifestar su “pleno empeño” en “remover todos los obstáculos que todavía impiden alcanzar esta igualdad, en conseguir una representación equilibrada de mujeres y hombres en los diversos órganos de gobierno y en alcanzar una mayor visibilidad de las aportaciones de las mujeres a la ciencia”.

“También deseamos reafirmar nuestro compromiso con la erradicación de cualquier forma de violencia por razón de género y la necesidad de seguir avanzando en la conciliación de la vida laboral y personal, apostando por políticas y medidas valientes, decididas y realmente efectivas, así como renovando el compromiso activo de la US para situar la igualdad entre mujeres y hombres como una prioridad estratégica”, ha precisado.

Desde la US, implicada en la transmisión de valores igualitarios a la sociedad, “nos sumamos a las reivindicaciones del resto de agentes sociales y colectivos en torno a este 8 de marzo, denunciando las violencias machistas y el insuficiente presupuesto para combatirlas, la mayor precariedad de las mujeres en el mercado laboral, los techos de cristal y la continuidad de una injusta y persistente brecha salarial, así como la consideración de los cuerpos femeninos como objetos de consumo o mercado y reivindicando que se visibilice, reconozca y se redistribuya el trabajo doméstico y de cuidados imprescindible para el sostenimiento de la vida”.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *