Pedro Sánchez nombra a 100 “expertos” para resolver la crisis económica 

El Gobierno sigue disparando a ciegas con dinero ajeno, el de todos los contribuyentes. La última ocurrencia de Pedro Sánchez para despilfarrar  -o para colocar adeptos y amigos socialcomunistas-  ha sido la de contratar nada menos que a 100 “expertos” economistas para tratar de poner en pie el desaguisado nacional que no se debe tanto a un virus, como a su afición por lo totalitario, ejercida durante un larguísimo estado de alarma de casi tres meses. 

Después de conocerse por boca del propio Gobierno que nunca existió realmente el Comité de Expertos de la desescalada, los ciudadanos se preguntan si esta decisión de Sánchez no implicará en verdad más que “fichajes fantasmas”. Nombres propios, de momento al menos, no se han facilitado. Sólo se habla en general y de forma inconcreta de catedráticos, economistas, sociólogos y científicos, con designados afines a Podemos y a Ciudadanos (de este partido sí se ha citado el nombre de uno de sus exdirigentes, Toni Roldán). Se dice que llevan ya un mes en la Moncloa trazando un Plan de Estrategia de Economía para España.  

Para muchos resulta ya increíble el hallazgo de expertos en una situación de la que no se tiene experiencia, pues ¿qué es un experto si no en el Diccionario de la RAE?: “Dicho de una persona experimentada en algo, especializada o con grandes conocimientos en una materia”. ¿Cómo entonces surgen a diario tantos expertos acerca de una pandemia,  si nadie en estos tiempos tiene edad para haber conocido antes una sola? Apuntando muy alto en longevidad, ni con 100 años  -un siglo-, se ha podido vivir una cosa como este nuevo orden mundial.  Si experto viene de experiencia y nadie la tiene en pandemias, ¿cómo tantos se están autoproclamando expertos de lo que jamás hubieron de experimentar? 

Además -se cuestionan también otros ciudadanos-, si los llamados por Sánchez fueran auténticamente expertos, bastaría con unos cuantos de ellos. La misma cantidad de que sean 100 ya desmantela la cualidad de expertos de cada uno. Es una falacia. Con tres magos estudiosos de las estrellas hubo suficiente para localizar a la que en Belén indicó el nacimiento de Jesús. 

Pero según muchos observadores políticos extranjeros, España parece seguir permitiéndose, incluso en esta difícil etapa, el peligroso lujo de sus ficciones desde hace añosque los españoles son iguales ante la Ley, que la Justicia es igual para todos o, un broche de oro que ahora se le ocurre a la fracasada Nadia Calviño en Europa, afirmando muy convencida y ante el Congreso de los Diputados que “nos encontramos en la fase de recuperación económica de España tras el coronavirus”. Si acaso, parece que hablaba de su casa y de sus cuentas personales.  Por cierto, eso de “tras el coronavirus”, ¿es otra temeraria fantasía, el coronavirus ya ha pasado? 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *