El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto a la líder de la formación morada en Andalucía, Teresa Rodríguez, participarán en la tarde de este jueves en Sevilla, en una charla sobre el 40 aniversario del 4 de Diciembre, convocada por la Cadena SER en la Fundación Cajasol.

La visita del máximo responsable de Podemos en este acto público ha generado reacciones en las redes sociales, donde en las últimas horas se ha convocado, también a través de grupos de mensajería instantánea, una concentración de protesta en la Plaza de San Francisco. Los convocantes “animan” a los sevillanos a acudir con banderas de España para “recibir” al dirigente de la formación política, en un ambiente de máxima tensión política en todo el país como consecuencia del desafío secesionista.

Podemos, que rechaza la declaración unilateral de independencia de Cataluña, apuesta por un referéndum pactado pero la posición de Pablo Iglesias en todo el proceso genera rechazo en prácticamente la totalidad de los partidos políticos constitucionalistas. De hecho, Iglesias no ha dudado en calificar a los dirigentes de la ANC y Ómnium Cultural como “presos políticos”, mostrándose comprensivo con la Generalidad de Cataluña y beligerante contra la legislación vigente y el Estado de Derecho.

En relación sobre el asunto sobre el que Iglesias debatirá esta tarde, el 4 de diciembre, el dirigente de Podemos demostró en un debate televisivo su ignorancia sobre el asunto en cuestión. Iglesias dijo en el transcurso del debate que los andaluces manifestaron el 4-D “su voluntad de seguir siendo parte de España, lo cual le confiere a esa fecha un carácter plebiscitario”, subrayando un supuesto deseo secesionista o independentista por parte del pueblo andaluz. Iglesias, desconocía entonces que aquel 4 de diciembre de 1.977 lo que los andaluces reivindicaron, y consiguieron, era su condición de comunidad histórica.