El gobierno municipal quiere dotar a la ciudad de una estrategia a medio y largo plazo para lograr la eliminación de barreras en la ciudad de Sevilla en dos años

La Gerencia de Urbanismo ha puesto en marcha la redacción a través de una consultora con experiencia en planes similares en otras ciudades, del primer Plan de accesibilidad de la ciudad que partirá de un diagnóstico completo de las barreras existentes para todas las personas con diversidad funcional tanto en edificios públicos como en la vía pública. En paralelo, y para fomentar la participación se ha formalizado la constitución de la comisión permanente de accesibilidad integrada por todas las áreas municipales implicadas y de la que forman parte las cuatro principales federaciones de asociaciones: Fan-Cofenfe; Aprose; Asociación Cultural de Sordos de Sevilla y la ONCE. Estas y otra veintena de entidades y colectivos han acudido hoy al Ayuntamiento al encuentro de trabajo convocado con el alcalde.

Constitución de la comisión permanente de accesibilidad

Constitución de la comisión permanente de accesibilidad

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto al delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Urbanismo, Ignacio Pozuelo, ha mantenido un encuentro este jueves con distintas federaciones y asociaciones con el objetivo de abordar el inicio de los trabajos del primer Plan municipal de accesibilidad, la constitución de la comisión permanente de trabajo en materia de accesibilidad, y el plan inmediato de eliminación de barreras arquitectónicas en la vía pública que arrancará este mes de julio con un centenar de actuaciones en todos los barrios y una batería de medidas en materia de transporte público, parques infantiles, colegios o movilidad en el marco de la estrategia desarrollada por el gobierno de la ciudad en este mandato.


Este encuentro se ha aprovechado para presentar la nueva aplicación interna de trabajo de la Gerencia de Urbanismo para la eliminación de barreras arquitectónicas en los barrios de la ciudad. El Ayuntamiento cuenta por primera vez con un contrato por un importe de 600.000 euros para la eliminación de barreras arquitectónicas en la vía pública que se desarrollará durante los próximos dos años. Para su ejecución, la oficina de accesibilidad ha elaborado un inventario de los puntos con barreras advertidos por la ciudadanía durante los últimos años y a partir de ahí se va a determinar esta semana un régimen de prioridades en los barrios para que a partir de este mes de julio se ejecute un primer plan de choque con un centenar de intervenciones en todos los distritos de la ciudad con un primer importe de 300.000 euros. Esto se suma a otros proyectos en marcha en estos momentos (de inversiones en vía pública o de instalaciones de ascensores, entre otros) que suman un importe total en estos momentos superior a los 6 millones de euros.

Por su parte, Tussam ha licitado un contrato en el día de ayer que incorpora por primera vez un programa de adecuación de todas las paradas de transporte público para que cuenten con un apoyo isquiático destinado a personas de movilidad reducida, así como la traducción a lenguaje braille de las indicaciones de todas las paradas.

Otras áreas implicadas en este programa son Parques y Jardines (que está trabajando en la accesibilidad de todos los parques infantiles de la ciudad); Edificios Municipales (que incorpora la eliminación de las barreras arquitectónicas en las intervenciones en colegios); Modernización (que está culminando la primera plataforma digital diseñada específicamente con el objetivo de hacer una ciudad accesible para el residente y para el visitante) y el área de Comercio. Esta última tiene ha culminado ya las bases de la primera convocatoria para la eliminación de barreras arquitectónicas en los comercios con un presupuesto de 300.000 euros y que tiene como objetivo un alcance de 300 establecimientos.