El comité de empresa de la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), ha denunciado una nueva oleada de apedreamientos contra autobuses urbanos, en especial de las líneas 31 y 32. Los representantes de la plantilla han reclamado de nuevo “más presencia policial” en las líneas que conectan el Polígono Sur con el resto de la ciudad, así como “el desvío de las rutas que concurren por la zona de la calle Luis Ortiz Muñoz” en las Tres Mil Viviendas.

Los empleados de Tussam se han reunido con el delegado de Seguridad, Juan Carlos Cabrera, para abordar los problemas de seguridad que sufren, a la vez que han solicitado también una entrevista “urgente” con el subdelegado del Gobierno central en Sevilla, Ricardo Gil Toresano.


Tras la última oleada de agresiones a los buses de Tussam, hace poco menos de dos años, el Ayuntamiento optó por reforzar los protocolos de seguridad en las líneas que atraviesan el Polígono Sur con un nuevo dispositivo de “acompañamiento y vigilancia” de los autobuses.

El comité de empresa de Tussam advierte que si las reuniones que están manteniendo “no dan resultado, nos veremos obligados a tomar otras medidas para garantizar la seguridad de los usuarios y conductores de las líneas”, aseveran.