Ayarra falleció este domingo en Sevilla como consecuencia de un derrame cerebral sufrido el pasado viernes. La muerte del organista del primer templo metropolitano ha causado el lógico pesar en la ciudad y en la Catedral, donde fue canónigo desde el año 1979. La mis funeral se celebrará este martes a las 10.00 horas.

José Enrique Ayarra (Jaca, 23 de abril de 1937), era sacerdote y organista de la Catedral de Sevilla desde 1961. Autor de media docena de libros relacionados con el patrimonio musical de Andalucía, había obtenido durante su vida numerosos reconocimientos, como el Premio Andalucía de la Música en 1990, por su labor investigadora, docente, de conservación y difusión del Patrimonio Musical Andaluz, especialmente el repertorio organístico histórico y contemporáneo, como su proyección internacional. También obtuvo, durante cinco años consecutivos (1989-1993) el premio a la investigación musical de la Junta de Andalucía.


Académico numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, fue también académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Con 3 años recibió sus primeras lecciones musicales, a los 11 finalizó los estudios de piano en el conservatorio de Zaragoza, a los 23 se ordenó sacerdote en Sevilla tras pasar por los seminarios de Jaca y Victoria. Posteriormente se diplomó en órgano por el Institut Catholique de París. Fue catedrático de órgano del Conservatorio Superior de Sevilla entre los años 1979 y 2002.  Como intérprete ha dado conciertos de órgano en 62 países, tanto en Europa como en América y Ásia.