Miércoles de aclaraciones: medidas en Andalucía, mascarillas en playas y coches, la vida después del Estado de Alarma
Salvo excepciones, se podrá estar sin mascarilla en playas y piscinas públicas. Será obligatoria en los coches cuando se viaje junto a no convivientes

El miércoles fue ayer el gran día de las declaraciones y, con ellas, de las aclaraciones sobre las medidas que habían creado contradicción y confusión en la ciudadanía. Todas las dudas, o al menos las que más preocupaban de cara a los baños y estancia en playas y piscinas públicas, han quedado despejadas para Andalucía en concreto y para el resto del territorio nacional. Y la Dirección General de Tráfico tuvo que desmentir los rumores y bulos acerca de la obligatoriedad en todo caso del uso de las mascarillas en los coches.

El miércoles ha sido ayer como el día que dejó claro a la ciudadanía qué conductas habrá de seguir en los próximos meses estivales, sobre todo en cuanto al uso de las mascarillas en playas, lagos, ríos y piscinas públicas (como las de los clubes), un tema que ha preocupado mucho desde la pasada semana, cuando la ley estatal de Nueva Normalidad apuntaba en su borrador la obligación ineludible de llevar mascarilla en las playas, en todo momento. La presumible norma causó un gran revuelo, con comunidades autónomas negándose a aplicarla en caso de que hubiera entrado definitivamente en vigor. Finalmente no será así, pues entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades se ha cerrado un pacto para establecer sólo excepciones a la regla general: no habrá que usarlas ni durante el baño, dentro del agua, o en el tiempo de estancia, como el de tomar el sol o permanecer tumbados. Pero el Consejo Interterritorial de Salud ha hecho imponer el sentido común. Sólo habrá que llevar mascarilla si en una playa resultara imposible guardar la distancia de seguridad y cuando se transite por paseos marítimos o se camine por la orilla del mar. Los veraneantes han respirado -nunca mejor dicho- con estas decisiones inteligentes y sin exageraciones.

La Junta de Andalucía se proponía ayer una reunión optimista con el comité de expertos, pero tras su celebración a partir de las 18:00 horas concluyó con seguir dejando cerradas perimetralmente las provincias por un nuevo plazo de 15 días. Y el toque de queda entre las 23:horas y las 6 continúa en vigor, lo que implica afectar a la hostelería de la misma manera inalterable que desde que se acercó la Semana Santa, teniendo que cerrar a las 22:30 horas. La Junta se ha justificado alegando que las vacunaciones aún son escasas y que los contagios, aunque con “leve tendencia al alza”, no se reducen como se esperaba.

Por otra parte, también la DGT salió al paso de los falsos rumores que extendían la creencia de que iba a ser obligatorio llevar mascarillas dentro del coche, cuando la verdad es que sólo se exigirán si en el interior del vehículo se desplazan personas no convivientes. Igualmente la DGT quiso hacer saber que no tiene competencias para normar por su cuenta y de forma independiente lo relativo a estas medidas.

Por último, con el horizonte de la finalización del Estado de Alarma el próximo 9 de mayo, las interpretaciones jurídicas sobre lo que será entonces posible y lo que no en cuanto a restricciones, los pronunciamientos generales estiman que ya no será posible para las comunidades autónomas ordenar toques de queda ni cierre perimetral alguno.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *