Un centenar de empresarios sevillanos han mostrado interés en el mercado ruso, en plena expansión, cuestión que han podido conocer de primera mano en un encuentro mantenido con el embajador de España en Rusia, Ignacio Ybáñez Rubio, que ha participado este jueves en una jornada sobre el mercado de Rusia, convocada por la Cámara de Comercio de Sevilla. Los empresarios pretenden aprovechar las posibilidades comerciales que ofrece el país para la comercialización de productos y servicios.

En el encuentro, empresas de Sevilla como Natucork, Agrosevilla, Acesur, Grupo Fuertes y Hotel Alfonso XIII han trasladado a los asistentes sus experiencias en el mercado ruso, “un mercado complejo, y por ello, es muy importante que las empresas no cometan errores al acceder al mismo” ha expresado el presidente de la Cámara, Francisco Herrero.


Por su parte, el Embajador de España en Rusia, ha desgranado las características singulares del mercado y aportando claves para hacer negocios con empresas rusas. Así, ha señalado que Rusia es “un actor de primer orden en el ámbito internacional, por su potencial económico, su ubicación estratégica y su vinculación histórica, política, económica y comercial con otros países del Este de Europa y de Asia Central. Se trata de uno de los países de mayor extensión, su territorio ocupa una octava parte de la superficie terrestre, el tercer productor mundial de petróleo, tras Arabia Saudí y EE.UU, el segundo productor mundial de madera, y poseedor de un tercio de las reservas mundiales de gas natural”, ha explicado el Embajador.

No obstante, y a pesar de la importancia del mercado ruso, debido a su inmenso potencial económico y humano, el régimen comercial ruso muestra ciertas deficiencias, dada su tendencia proteccionista”, ha resaltado el presidente de la Cámara de Comercio.

Por su parte, el delegado territorial del Icex, José Antonio Vázquez Rosso ha señalado que “a pesar de estas medidas arancelarias, y de los desequilibrio de las exportaciones e importaciones entre España y Rusia, en los últimos años, por fortuna, esta situación ha cambiado considerablemente ya que las redes de distribución se han desarrollado con rapidez, propiciando un incremento de las relaciones comerciales. Aunque bien es cierto que las relaciones comerciales son, en términos cuantitativos bastante reducidas, como lo es en general la presencia española en el mercado ruso”.

No obstante, y a pesar de la importancia del mercado ruso, debido a su inmenso potencial económico y humano, el régimen comercial ruso muestra ciertas deficiencias, dada su tendencia proteccionista”, ha resaltado el presidente de la Cámara de Comercio.