Macho alfa contra macho alfa, testuz contra testuz, el Kichi contra Iglesias

El guardián de los anticapitalistas de Adelante Andalucía, José María González “Kichi”, alcalde de Cádiz, ha saltado en defensa de su pareja y madre de sus hijos, Teresa Rodríguez, coordinadora de Adelante Andalucía, y lo hace por la vía en que sólo un macho alfa lo haría, guiado por sus instintos protectores de la prole: “Aprovecharse de una persona cuando está de baja de maternidad para clavarle un puñal por la espalda me parece villano, traicionero y no me parece propio de una persona de izquierda. Me parece un mamarracho lo que han hecho”, ha declarado a preguntas de los periodistas tras conocerse la expulsión del Grupo parlamentario andaluz de ocho miembros de la coalición que seguían la corriente propia, distanciada de Unidas Podemos.

De este modo, asumiendo el papel de macho alfa de Teresa Rodríguez, “Kichi” González, testuz contra testuz en duelo a muerte, la ha emprendido contra el macho alfa de Dina Bousselham e Irene Montero, a una haciéndola ministra y a la otra, aquella joven que el jefe de la manada podemita consideró necesitada de su protección paternal, secuestrándole y custodiándole a sus espaldas la tarjeta de su móvil que le había sido sustraída…, o algo parecido.

Acusada junto al resto de sus compañeros de tránsfuga, el Parlamento andaluz votó el pasado martes su expulsión solicitada por la portavoz del Grupo parlamentario, Inmaculada Nieto, de IU, la cual hoy mismo ha querido ser cesada en su cargo por el Grupo de Adelante Andalucía en el que todos ellos convivían hasta la fecha aunque a dentellada limpia.

El secretario de organización de Podemos Andalucía, Jesús de Manuel, remitió la carta que solicitaba la expulsión de Teresa Rodríguez a Inmaculada Nieto, la hasta ahora portavoz, debido a que la formación morada carece de representación en la Cámara autonómica desde que Teresa Rodríguez salió del Grupo con una baja por maternidad el pasado mayo.

Nieto le dio curso a la petición y la trasladó a la Mesa del Parlamento de Andalucía para su valoración, en cuya solicitud se exponía que ocho diputados habían dejado de pertenecer a Podemos Andalucía, siglas con las que habían concurrido a las elecciones de 2018.

Una vez conocida la solicitud presentada por la portavoz, el Parlamento se limitó a validar la petición con los votos del resto de partidos, dando curso legal a lo comunicado y solicitado.

A juicio de los miembros de Adelante Andalucía, conocidos como “los anticapi”, se trataba apenas de la petición de uno de los miembros integrantes de la coalición y no de una decisión del Grupo parlamentario, motivo por el cual es ahora Adelante Andalucía quien ha comunicado el cese de Inmaculada Nieto como portavoz en una reunión a la que no han asistido los miembros de IU y de Podemos.

Por su parte, el alcalde de Cádiz y macho alfa de su casa y su señora, ocupa la Alcaldía de Cádiz gracias al apoyo de los concejales de IU, integrados a su vez en Podemos, lo que pone en riesgo su continuidad.

Detrás de este duelo a muerte entre los ‘machotes’ que teledirigen esta confrontación interna se encuentra el control de las asignaciones parlamentarias que la Cámara autonómica distribuye entre los distintos Grupos parlamentarios en función del número de diputados obtenidos, lo cual no suena demasiado anticapitalista.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *