Los vehículos perderán espacio en la Ronda Histórica a favor peatones y bicicletas

La próxima semana arranca la primera fase de reordenación de la Ronda Histórica, que abarcará desde Barqueta hasta la Macarena, sustituyendo uno de los carriles de circulación de vehículos para desplazar desde el acerado el actual carril bici con separadores y con una pavimentación diferenciada.

El alcalde Juan Espadas, que no es capaz ya ni de tener a tiempo la instalación de los toldos, se embarca en otra de sus grandilocuencias: en la Ronda Histórica va a ganarle un carril a los vehículos para que desde este verano lo ocupen las bicicletas. Y muy en el estilo de su partido, el PSOE, aprovecha a la pandemia como la coartada idónea para sus proyectos municipales“La pandemia por la COVID-19 nos lleva a las ciudades a acelerar el proceso de transformación urbana que estaba en marcha, con pasos más rápidos y más urgentes y con un modelo de intervención urbana económica, ágil y funcional para proteger la salud de la población y luchar contra el cambio climático”. Espadas es insuperable en palabras huecas cargadas de disimulos: económica, ágil y funcional.

El gobierno de la ciudad desgobernada iniciará este verano una reordenación de la Ronda Histórica con el objetivo de ampliar el espacio destinado al peatón, con el objetivo de avanzar hacia un modelo de ciudad sostenible y habitable que facilite el cumplimiento de las distancias de seguridad ante la crisis sanitaria por la COVID-19 y dar cumplimiento además a la moción aprobada en el Pleno del pasado mes de junio. Este modelo de actuación se implantará a corto plazo en una quincena de proyectos por toda la ciudad. Entre ellos, Feria, Reyes Católicos y Ronda de la Oliva.

Acompañado, cómo no,  del delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz; el delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera (“lo que diga mi Juan”); y el delegado de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara, el alcalde Juan Espadas ha declarado que el objetivo de la estrategia municipal es acelerar procesos de intervención urbana que desarrollen un urbanismo táctico (¡tela lo de urbanismo táctico!), que favorezca la mejora de la infraestructura ciclista (¡tela también lo de la infraestructura ciclista!), que desarrollen itinerarios escolares; que garanticen la accesibilidad peatonal y el equipamiento de espacios libres y que configuren una red de itinerarios peatonales saludables.

Estas líneas estratégicas estaban ya presentes en distintos proyectos de actuación, así como en las líneas básicas incorporadas al análisis del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, pero ahora se acelera y refuerza este modelo. De hecho, en las últimas semanas se han ejecutado dos intervenciones urbanas que responden a este modelo de fomento de la movilidad activa y reducción del espacio destinado al vehículo privado. En primer lugar, en la Avenida de Jerez , donde se ha ejecutado un proyecto para la implantación del carril bici en un espacio destinado hasta ahora al vehículo privado, lo que ha permitido una ampliación del espacio peatonal. El mismo modelo se ha seguido en Doctor Fedriani a la altura del cementerio, aprovechando un proyecto que ha contado con financiación europea a través del programa EDUSI.

Durante este verano se ha programado una batería de actuaciones que permitirán ampliar los espacios para peatones y ciclistas. En primer lugar, la próxima semana, desde la Barqueta hasta La Macarena. En segundo lugar, está programada también la intervención en la calle Padre García Tejero aprovechando un contrato para su reasfaltado durante estos meses. El proyecto va a permitir la conexión ciclista entre el Parque de Guadaira y la Avenida de Reina Mercedes. Se trata de un plan que lleva años en estudio, que incluso se paró durante un tiempo y que ahora se retoma situando como prioridad la movilidad ciclista y peatonal. Se va a reasfaltar dicha avenida y se va a introducir un carril bici señalizado en la calzada. Quedarán dos carriles para la circulación de vehículos, una banda de aparcamiento y espacio suficiente para el peatón.

Para este verano además está prevista la ejecución del proyecto  de itinerarios escolares del colegio Pedro Garfias. Se trata de una iniciativa que se diseñó para el plan Edusi. Se delimitará un itinerario peatonal y ciclista accesible a este centro educativo protegido y separado, que contará además con pasos peatonales elevados para establecer una limitación de velocidad. Se eliminarán todas las barreras arquitectónicas y se priorizará al peatón y al ciclista frente al vehículo privado.

Junto a estos proyectos hay otra batería de actuaciones que responden a este modelo y que están programadas para los próximos meses, puesto que se encuentran ya en licitación. Entre ellas, destacan la reurbanización del entorno del Conservatorio de Música de Triana, la reurbanización de la Plaza del Olivo, la reurbanización de la calle Japón, la ampliación de acerado y espacio peatonal en la Plaza del Museo, y el nuevo itinerario peatonal en la Avenida de Andalucía.

El Ayuntamiento ultima además una serie de proyectos dentro de este modelo de intervención urbana que están programados para el último trimestre del año. Dentro de esta siguiente fase se han iniciado los trabajos para la reordenación de los tramos II y III de la Ronda Histórica que completarían el proceso iniciado en este verano. En este caso, también obras sencillas, y no reurbanizaciones. Se realizarán reajustes en los carriles de circulación (en algunos tramos se mantendrán tres y en otros dos) en función de los cruces y las paradas de autobuses. Esta actuación completa en la Ronda Histórica está diseñada de forma urgente e inmediata a la espera de la reurbanización total que se podrá practicar una vez se ejecuten las obras del Metro.

Para este último trimestre, se trabaja también en la intervención de la Avenida de Reyes Católicos. Se trata de ampliar el acerado peatonal y reservar espacio para los ciclistas en esta calle de entrada al casco antiguo que tiene en estos momentos hasta cinco carriles de circulación. Se hará con una intervención sencilla desplazando la banda de estacionamientos y uno de los carriles de circulación de vehículos. El objetivo es ganar más espacio para el peatón. En el primer tramo, hasta la calle Marqués de Paradas, quedará con tres carriles para circulación de vehículos y un amplio espacio peatonal y ciclista. Desde Marqués de Paradas a Santas Patronas pasará a tener dos carriles para coches y el resto como espacio peatonal y ciclista. La carga y descarga y las paradas de taxis se reubicarán.

También se ultima la intervención en un tramo de la calle Feria. En este caso se va a ampliar el espacio peatonal y el acerado, estrecho e inaccesible a través de la utilización de una parte de la banda de estacionamiento. Se desarrollará sobre la acera este (¡la acera este, atención!), en la fachada del mercado y zona comercial donde existen mayores dificultades de accesibilidad y más afluencia de personas.

Por último, el Ayuntamiento está concluyendo también proyectos de intervención urbanística similares acabando el año en el Paseo de Bonanza, en la calle Dormitorio o en el barrio de Santa Clara para favorecer el acceso peatonal a los colegios. Además de estas actuaciones inmediatas, el Ayuntamiento tiene en marcha una batería de proyectos similares o de mayor envergadura que se irán diseñando y ejecutando a lo largo de los próximos meses con el objetivo de ampliar los espacios peatonales y ciclistas y favorecer la movilidad activa. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *