Los vecinos de Macarena se cansan y rompen con el Ayuntamiento

La Asociación Vecinal Macarena abandona la Comisión creada para solucionar los problemas en los centros sociales ubicados en la zona de la Macarena tras conocerse que no se llevará a cabo reubicaciones “ ni a corto, medio o largo plazo”

Los vecinos de la Macarena han trasladado su decisión de no acudir más a la Comisión constituida por el Ayuntamiento de Sevilla tras dos encuentros con los responsables municipales. Aseguran que en la primera reunión se dieron unas directrices a seguir, para llegar a una fluidez en la comunicación con los diversos servicios tanto policiales, como limpieza y emergencias.  El colectivo vecinal asegura que se siguieron todas las pautas marcadas, llegando a tener una eficiencia del 80% en limpieza, 30% en actuación policial y 70% en emergencias.

Subraya la representación vecinal que entregó “una profusa información” recabada entre muchos vecinos de la zona  “que arriesgando en múltiples ocasiones su propia integridad física se prestaron a la labor, en la que se describía pormenorizadamente todas las zonas conflictivas de forma gradual, tanto en limpieza, como en venta de droga y alcohol.”

La labor impulsada por la Asociación, lamentan, “está siendo completamente infructuosa debido a que la principal solución al problema, que ha contado con el respaldo unánime de los vecinos y comerciantes afectados e incluso reconocido por los servicios sociales y por el propio Ayuntamiento, esto es, la redistribución de plazas de albergue, evitando la concentración en una única zona de la ciudad, se nos comunica de forma tajante y poco ortodoxa, incluso contradiciendo las declaraciones del alcalde de estudiar el problema de la reubicación, que la misma no se llevará a cabo ni a corto, ni a medio, ni a largo plazo”.

La representación de los vecinos de Macarena asegura que “ se continúa por parte del Ayuntamiento, y especialmente por la Directora General de Acción Social, culpabilizando a los vecinos de no respetar los derechos de estas personas, de no empatizar y de ser insolidarios”.  Como consecuencia, los vecinos entienden que la situación  “ vulnera nuestros derechos como ciudadanos, a tener un barrio digno, y que ha frustrado nuestras expectativas de llegar a un entendimiento y a una solución definitiva del problema.”

La ruptura de relaciones con el Ayuntamiento se produce “hasta que de forma pública y clara se informe a los vecinos de la cuál es la propuesta del Ayuntamiento para solucionar el gravísimo problema de convivencia e incivismo que afecta a la zona de la Macarena”, concluyen.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *