Los cinco jóvenes sevillanos acusados de la violación de una joven en las fiestas de Sanfermines de 2016 seguirán en prisión hasta que se conozca la sentencia según ha acordado la sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, que ha rechazado poner en libertad a los encausados como solicitó la defensa.


El tribunal ha decidido que los cinco acusados sigan en prisión a la espera de que se dicte la sentencia si bien la decisión no ha sido unánime, dado que no ha contado con el respaldo de uno de los tres magistrados, según ha trascendido en la mañana de este viernes.

En las sesiones de conclusiones celebradas el lunes y martes en la vista oral del juicio, todas las partes ratificaron sus peticiones. Así, el Ministerio fiscal solicita un total de 22 años y diez meses de prisión, la acusación particular reclama 24 años y nueves meses, y las acusaciones populares ejercidas por el Ayuntamiento de Pamplona y la Comunidad foral de Navarra piden 25 años y nueve meses de prisión. Las defensas solicitan la absolución de los acusados.