El II Plan Turístico de Sevilla elaborado con la participación de empresas, sindicatos y asociaciones vecinales persigue la sostenibilidad del turismo, la consolidación de la marca Sevilla y propiciar un turismo de calidad

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, y el gerente del Consorcio de Turismo, Antonio Jiménez, han mantenido su segunda reunión de trabajo con asociaciones y entidades turísticas (hoteles, restaurantes, viviendas con fines turísticos, guías), empresas individuales, sindicatos e incluso Policía Local para definir entre todos el documento del II Plan Turístico de Sevilla, que será remitido a la Junta de Andalucía para su cofinanciación a partes iguales con el Ayuntamiento y con 5 millones de euros como primera estimación de inversiones. Al tiempo que se construye el documento, y con las finalidades principales de ampliar la participación de los propios agentes del sector y la ciudadanía en general en la estrategia turística y de conferirle competencias adicionales a la promoción de la ciudad, se elevará al Pleno municipal de marzo la propuesta del gobierno local de un cambio jurídico en el actual Consorcio de Turismo para transformarlo en una agencia pública municipal que, por vez primera, contará con un Consejo Local de Comercio y una Oficina para la Defensa del Turista y estará gobernada por un Consejo Rector con la presencia de todos los grupos políticos municipales.

El Ayuntamiento concluye el proceso participativo para elaborar el II Plan Turístico que hará hincapié en Triana y la zona Norte y ultima la creación de un Consejo Local de Turismo y una Oficina para la Defensa del Turista

El Ayuntamiento concluye el proceso participativo para elaborar el II Plan Turístico que hará hincapié en Triana
y la zona Norte y ultima la creación de un Consejo Local de Turismo y una Oficina para la Defensa del Turista

En concreto, esas demandas hoy expuestas en la reunión de trabajo se resumen en cuatro. La primera, consolidar a Sevilla desde la innovación como un destino urbano sostenible económica, social, laboral y medioambientalmente. La segunda, ampliar el espacio turístico, para distribuir a los turistas y evitar una excesiva concentración en el entorno del Casco Antiguo, hacia el barrio de Triana y Norte de la capital, cuya oferta patrimonial y cultural “es también de enorme atractivo para los viajeros”, ha dicho Muñoz. La tercera, propiciar una alianza con la ciudadanía y con los agentes que intervienen en el ámbito de las viviendas turísticas para facilitar la necesaria convivencia y eludir las posiciones de rechazo a los turistas. “No tenemos en estos momentos un problema pero sí hay que anticiparse, de ahí que también el Ayuntamiento vaya a intervenir desde el ámbito de las regulaciones urbanística y turística”, ha apostillado el delegado Antonio Muñoz. Y, por último, seguir desarrollando productos turísticos con la puesta en valor del amplio patrimonio tanto monumental como medioambiental (jardines, parques, carriles bici), aprovechando además las grandes efemérides –“el Año Murillo es todo un ejemplo”– y promocionando todavía más el ‘Destino Sevilla’ en los mercados internacionales.