Los sevillanos encomiendan a sus devociones la salud de las Hermanas de la Cruz, que suman ya cerca de 80 contagios 

La puerta del Convento de las Hermanas de la Cruz sigue llenándose de formas de orar por ellas. Desde que se dio a conocer la noticia de que más de cuarenta monjas están contagiadas por el coronavirus, cientos de personas se han dirigido hasta la céntrica calle Santa Ángela de la Cruz, donde tienen su sede central, para mostrar el testimonio de su preocupación y sus deseos porque se produzca la pronta recuperación de todas ellas. También en el monumento de la Santa que asoma a la calle Imagen se suceden las señales del cariño de las gentes a las Hermanas de la Cruz. 

Primero fueron llegando los dibujos de los colegiales para dejar en la puerta sus mensajes de deseos de curación para las hermanas contagiadas, así como dedicar para ellas las intenciones de sus rezos. Y ahora los sevillanos van colocando las estampas de sus devociones, como una forma de encomendar a sus sagradas imágenes el restablecimiento total de las monjas. Nuestra galería recoge las fotos de La Macarena varias veces, la Esperanza de Triana, el Gran Poder, la Piedad del Baratillo, el Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia (de la Hermandad de la Cena), María Auxiliadora, la Virgen del Rosario (de la Hermandad de La Macarena), o Nuestro Padre Jesús de la Salud (Los Gitanos), entre otras. 

El Convento sigue permaneciendo cerrado a las visitas de los fieles  y devotos. Sólo se abre su puerta excepcionalmente, como ofrecemos en este reportaje, a las personas encargadas del suministro diario de alimentos para la congregación, momento que recoge una de nuestras fotografías justo cuando ante la puerta se detiene un vehículo que hace el porte de esas necesidades imprescindibles.

Según las últimas noticias facilitadas por nuestras fuentes próximas a la institución, los contagios que empezaron siendo cuarenta casi se han duplicado, con cerca de ochenta, pero al parecer ninguna de las hermanas que padecen la infección del coronavirus ha necesitado ingreso hospitalario. 

Mientras tanto, también se suman a las muestras de cariño que escolares y adultos han dejado en la puerta del Convento, las que recoge el pedestal del monumento a Santa Ángela situado ante un lateral de la Parroquia de San Pedro, allí donde se ubica la segunda gran puerta del templo y sobre cuya fachada está el bellísimo retablo cerámico de Madre de Dios de la Palma, vestida de hebrea, titular de la Hermandad del Cristo de Burgos.

A los pies de la estatua de Santa Ángela de la Cruz los devotos siguen encendiendo velas de lámparas y la Hermandad de Nuestra Señora de la Asunción, de Cantillana, ha ofrendado un hermoso ramo de flores. 

Fotografías de Beatriz Galiano

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *