Los sanitarios después de los aplausos: héroes que no valoran los políticos que siguen mintiendo

Lo de los balcones a las ocho de la tarde ha pasado a la historia, si es que no nos vemos en otra. Los aplausos son ahora un vago eco de calles desiertas por el confinamiento. ¿Nos usaron los políticos para la imagen amable y feliz que disimulara de cara al mundo la cruda realidad que en los hospitales provocaban sus desvergüenzas? Siempre buscando rédito a sus miserables y ocultos objetivos, la clase política pretendió inventar la importancia decisiva de todo el personal sanitario que a diario levanta ese milagro que es la asistencia médica. Pero la Sanidad española es grande y digna de aplausos mucho antes de la invasión del coronavirus, muchísimo antes de esta ocurrencia de aplaudirla desde los balcones. ¿Qué han aprendido de su conducta intachable y entregada los lentos y torpes políticos de este tiempo  -salvo excepciones, como la de Martínez Almeida en Madrid-  cuando gobiernan los peores para las peores circunstancias? El Parlamento andaluz acaba de subirles el sueldo un 20% durante sólo cuatro meses. ¿Es esto saberse la lección?

Para los profesionales de la Medicina resulta llamativo y sorprendente que no se haya hablado antes de la Sanidad española tanto como ahora. La situación gravísima en la que los sanitarios han tenido que librar su combate al coronavirus  -de trincheras de guerra donde se ha librado una durísima batalla-  ha espoleado las conciencias de todos, incluso se supone que las de aquellos que venían permitiéndose hasta ahora agredir físicamente a médicos o ayudantes.

Las condiciones actuales han requerido, según los profesionales médicos,  un replanteamiento de la Sanidad españolaY la política,  que tanto uso ha hecho de la misma de forma partidista y sin el más mínimo sentido de la responsabilidad, está siendo juzgada por los hechos y un solo juez, el sanitario, dictará una sentencia que hará posible o no la sostenibilidad del sistema.

Algunas correcciones y enmiendas se están produciendo ya en el ámbito político. Parece al menos, aunque la propia profesionalidad lo desmiente. El Parlamento de Andalucía aprobó la semana pasada una propuesta de los diputados socialistas para subir el sueldo de los profesionales sanitarios de nuestra comunidad un 20% sólo cuatro meses. Estuvieron de acuerdo PSOE, VOX y Adelante Andalucía. Y por exclusión puede deducirse que se descabalgaron de aprobar esta medida el Partido Popular y Ciudadanos. La razón de los partidarios se justificó en compensar económicamente el esfuerzo de los profesionales de la Sanidad andaluza, calificado de “titánico” el diputado socialista Jesús María Ruiz. La subida tendrá un carácter de paga extra que comprende los meses de marzo, abril, mayo y junio.

La misma propuesta del PSOE, desarrollada a lo largo de diez apartados, también ha dado su placet parlamentario a la solicitud de aumentar en un 25% la plantilla de atención primaria en la Sanidad andaluza, lo que igualmente se debe a los mismos grupos del PSOE, VOX y Adelante Andalucía, y también ha tenido que superar los rechazos del Partido Popular y Ciudadanos.

Los objetivos han ido más allá de esos logros, porque en cuanto a retribuciones del personal sanitario también se persigue encauzar la equiparación salarial andaluza con la media nacional antes del 30 de junio de 2022. Y también es una meta que Andalucía se prepare, respecto de las inminentes vacaciones de verano, tanto en las costas como en las zonas rurales para aumentar la atención médica primaria. La moción también ha acordado que el Gobierno andaluz garantice la protección de todo el personal del Servicio Andaluz de Salud, incluyendo a las empresas externas, y duplicar la plantilla del sistema de vigilancia epidemiológica antes de final de 2021 y a triplicarla antes de junio de 2022.

Asimismo, los socialistas pretenden derogar una Orden del Gobierno de Juanma Moreno que prohíbe a los profesionales sanitarios a informar u opinar públicamente sobre la pandemia. Esa Orden, calificada de “Orden mordaza”, emanó de la Consejería de Salud y Familias, la de Aguirre.

Sin embargo, y a pesar de estos aparentes avances en el respeto y consideración al ámbito sanitario, muchos profesionales manifiestan ciertas objeciones, porque se preguntan  -aludiendo directamente a la calificación que reciben del socialista Jesús María Ruiz-  si a partir de junio ya no serán titanes. En opinión de numerosos médicos, los políticos siguen engañando, pues esa especie inusual de paga extra anunciada a bombo y platillo no es más que un complemento CRP (Complemento al Rendimiento Profesional) que está siendo retribuido desde hace añosSe ha aumentado la hora de guardia a 20,43 euros en días laborables y a 22,60 en los festivos, por lo tanto siguen siendo las peores pagadas de España. Entre mentira y realidad: aumento de 2 euros la hora de guardia y  durante 4 meses una cantidad equivalente al 20 por ciento del sueldo.

Los profesionales de la Medicina estiman que todo este anuncio está hinchado, y no es más que una dádiva que supone un puedo pero no quiero en la compensación justa. Un médico llega a manifestar a Sevillainfo: “Son muchos años los que llevamos trabajando con un mínimo de personal, compensando una y otra vez las jornadas de compañeros ausentes sea cual sea la causa”. Y lanza preguntas que demandan serias respuestas a la clase política: “¿Sería sostenible el sistema sanitario sin el esfuerzo tanto laboral como económico de los sanitarios?
¿Es la asistencia sanitaria un cheque en blanco para el usuario y que el político firma para que lo pague el sanitario?
¿Por qué se aceleran las homologaciones de extra comunitarios y los nacionales se van? ¿Quién o quiénes y con qué calidad  atenderán a la población si nuestros médicos siguen huyendo de España? Los contratados al día de hoy, que sabemos que muchos son extranjeros, ¿están preparados para dar la calidad asistencial que el SAS proclama?”

El mismo médico, que prefiere ocultar su identificación por temor a represalias políticas, afirma: “Según salió en medios informativos van a recompensar de forma económica al sanitario además del CRP. ¿Será verdad? Ya que el CRP está instaurado de forma reglada desde hace años, ¿cómo van a paliar el agotamiento del personal?”

 A estas aclaraciones sobre la verdad de las medallas que pretenden colgarse los políticos, también se suman las del Comité Ejecutivo del Sindicato Médico Andaluz (SMA): “La Junta de Andalucía no ha comunicado ninguna compensación económica a los profesionales sanitarios por su esfuerzo en la pandemia”Para el Sindicato Médico Andaluz todo lo que está anunciando la Junta de Andalucía no responde a la realidad.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *