Verde, no contaminante, pero no precisamente barata. El Ayuntamiento ha adjudicado por 27 millones a la empresa Nexus el contrato para que las empresas municipales usen energía sostenible

El nuevo contrato, tiene una duración de cinco años y un presupuesto de 26,9 millones de euros. El objetivo es que todo el consumo energético de las empresas municipales que no se realiza ya a través de energías renovables (como la planta solar de Tussam o la energía hidroeléctrica de Emasesa) se contrate a través de energías renovables, de forma que a partir de este momento por primera vez las cuatro empresas municipales contraten sólo energía 100% verde.  Con esta medida se reduce el consumo el equivalente a 10.000 hogares al año lo que supone una disminución aproximada de las emisiones de CO2 de 13.679 toneladas al año.

“Se trata de un paso firme en la apuesta decidida del gobierno por la lucha contra el cambio climático. Este contrato, junto al que se ha puesto en marcha para el alumbrado público y los edificios municipales a través de la Gerencia de Urbanismo, sitúan a Sevilla como referente y en una posición avanzada entre las capitales españolas en cuanto al uso de energía verde y la reducción de emisiones”, explicó Carmen Castreño.


Hasta el momento, las cuatro empresas tenían en marcha programas de energías renovables y eficiencia energética que han venido reduciendo sensiblemente las emisiones de CO2. Con este contrato, ya todo el suministro que reciban será 100% verde.

Así, en el caso de Tussam lleva años tomando medidas para la mejora de la eficiencia energética en sus instalaciones como la incorporación de iluminación led, la renovación de equipos de climatización o un plan de aislamiento térmico de edificios. Del mismo modo, se ha renovado la flota con el objetivo de que el 75% sean de Gas Natural Comprimido. La empresa municipal de transportes tiene además una de las mayores plantas solares fotovoltaicas de España con que produce 2,5 Mwh al año y se va a generar una nueva instalación similar. Así, el 41% del consumo es ya a través de energías renovables y tras este nuevo contrato el 59% restante pasará a ser energía 100% verde a través del suministro adjudicado a Nexus.

Emasesa, por su parte genera ya energía que supone aproximadamente el 75% de su consumo anual a través de sistemas de energía hidroeléctrica, la cogeneración con el biogás en las estaciones depuradoras y la planta de energía fotovoltaica. Con el nuevo contrato, el 25% restante pasará a ser también energía verde.

Para Lipasam, el nuevo contrato supondrá que 4.727 MWh de consumo de energía en sus parques auxiliares, o en las centrales de recogida neumática se harán ahora a través de energía verde. Un compromiso que se complementa con el plan de ahorro y eficiencia energética que contempla la aplicación de diversas medidas para reducir el consumo energético como el uso de energía solar, la instalación de variadores de frecuencia o la introducción progresiva de iluminación con sistemas leds.

Por último, Emvisesa recibirá con este contrato suministros de energía verde en su sede del Parque Empresarial Arte Sacro, así como en la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda, en el Registro de Demandantes de Vivienda Protegida y en otros pequeños núcleos compuestos de archivos, locales y viviendas. Esta medida se complementa con otras que se están adoptando desde la empresa municipal como el proyecto de adecuación de la nueva sede de Emvisesa con ahorros de consumo de en torno al 40% o el diseño de las naves de Renfe con el empleo de materiales de escasa huella ecológica, minimizando la generación de residuos en el proceso constructivo, y de instalaciones con alto rendimiento energético, que darán lugar a un edificio con una alta calificación energética (nivel B), baja demanda y eficiencia.

“Sevilla puede presumir de ser una de las pocas capitales que tiene una gestión 100% pública del transporte, la limpieza, el abastecimiento de agua o la vivienda. Y además esas empresas muestran su compromiso con la sostenibilidad y el Medio Ambiente con medidas concretas y de enorme relevancia como el consumo de energía 100% verde”, concluyó Carmen Castreño.