La última factura de la luz provoca que miles de sevillanos rescindan sus contratos con las compañías clásicas y se pasen a otras  

Los efectos de Filomena en el último recibo de la luz correspondiente al mes de enero y pagado a primeros de febrero ya se han notado en las decisiones tomadas por miles de sevillanos. Resuelven sus contratos de suministro con las compañías más clásicas y se entregan a las ventajosas ofertas que les han hecho otras de energía verde. 

Viene de lejos y de años el tema de las contrataciones variables de la electricidad, que descargan en los consumidores cuantiosas subidas en el recibo de la luz y que los sucesivos gobiernos no quieren solucionar.  

El último de los gravosos periodos se ha producido a comienzos de año con la llegada de Filomena, la ola de frío que ha azotado a todo el país hasta el punto de arrojar a diario unas imágenes indiscutiblemente históricas del país nevado. Entre tantas y de una manera especial, las imágenes de un Madrid blanco cubierto totalmente por la nieve, hasta el punto de llegar a hacerse imposible la recogida de basuras en tantas calles donde el grosor de las nevadas impedía la entrada de los camiones de la limpieza.

Por aquellos días, y temiendo lo peor para los consumidores, que quedaban sólo al amparo de sus calefacciones domésticas, se habló y se escribió mucho de la factura de la luz y de sus alarmantes subidas en determinadas franjas horarias, anunciadas por las compañías eléctricas. En aquella situación los consumidores, una vez más, volvieron a lanzarle el guante al Gobierno central para que tomara la decisión de contener el incremento de las facturas. Pero sólo se consiguió escuchar su negativa y excusarse en apuntar la subida de los recibos como puntual. 

Cuando los hogares sevillanos en concreto, y en general los de España, han tenido que hacer frente a los importes generados por el consumo eléctrico, la desbandada ha sido notable hacia otras y nuevas compañías de energía verde que ofrecían a los recién llegados contratantes mejores y más ventajosas ofertas.

En muchos casos de esas huídas, resulta chocante y contradictorio que las compañías abandonadas les hagan precisamente ahora a sus ex consumidores grandes e importantes reclamos, por correo electrónico o teléfono, sobre beneficios, ahorros y descuentos si reconsideran la decisión de haber dado fin a sus contratos. Incluso les ofertan un mes sin pagar la luz con tal de recuperarlos. 

En opinión de muchos “fugados”, será muy difícil dejarse atrapar por esas estrategias comerciales de repesca, pues en sus nuevos contratos ya no tienen que soportar ciertos impuestos gubernamentales, además de encontrarse con el recibimiento en su nueva compañía de una rebaja inicial de hasta 30 euros en el primer recibo que paguen. 

El tema de la luz en las contrataciones variables sigue siendo un caballo de batalla de las asociaciones de consumidores, que no logran de los gobiernos un plante serio y definitivo que lleve a legislar en beneficio y protección de los consumidores. Es un tema, por otra parte, que conlleva la lectura de unas facturas que  -aún desglosadas-  no entiende nadie, como nadie se explica a ciencia cierta y con claridad, por más que se haya intentado aclarar, por qué justo, como ha ocurrido en enero, cuando más hace frío, más cara es la luz. 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *