La Policía Local de Sevilla ha activado de nuevo este fin de semana un dispositivo especial para controlar el fenómeno de la ‘botellona’  que se ha saldado con más de 500 actuaciones a través de un operativo compuesto por cerca de 150 agentes.

Dicho dispositivo especial tendente a controlar también otras formas de ocio en vía pública que puedan alterar la convivencia, se desplegó a primera hora de la noche del viernes en zonas como Alameda, Alfalfa, Alfredo Kraus, Triana, Sur, Arenal, Colón, Nervión, Sevilla Este y Macarena Tres Huertas, entre otras. El principal cometido de este operativo especial es “disuasorio y preventivo” con el fin de “evitar la permanencia de personas en la vía pública de modo que puedan alterar el descanso”.

En este sentido, los agentes formularon un total de 160 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública y la consiguiente intervención de los efectos. Además, se registraron siete denuncias de tráfico, dos actas de aprehensión de estupefacientes y once atestados por distinto motivo. También se han detenido a dos personas por robo en el interior de vehículos en la calle Federico Mayo Gayarre.


Un dispositivo formado por efectivos de Policía Local tanto de uniforme como de paisano –pertenecientes a la Unidad Línea Verde, especializada en el control de establecimientos–, técnicos del Sección de Prevención del Servicio de Bomberos, así como Protección Civil procedieron a inspeccionar el cumplimiento de los requerimientos a los establecimientos del Paseo Colón tras las recientes actuaciones policiales y del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, comprobando que los establecimientos han adaptado la disposición exterior de los mismos a lo prescrito por el Consistorio.

Además, este dispositivo procedió a la inspección de otras diez actividades por denuncias y quejas de vecinos, procediendo al precinto de dos de ellas y a la inicio de siete expedientes sancionadores por infracciones detectadas. En el caso de la Discoteca Dante, situada en la calle Emilio Lemos, los agentes comprobaron que sus responsables no habían retirado mobiliario irregular detectado semanas atrás y también se detectó el uso de bengalas en su interior. Con respecto a la Sala Tamgo, en la calle Juan Antonio Cavestany, el dispositivo comprobó que presentaba fallos en las medidas de autoprotección y requisitos de seguridad del local.

La Policía Local precinta la discoteca Dante.

La Policía Local precinta la discoteca Dante.

En el Centro de Control de la Policía Local –el lugar donde se gestionan las incidencias que se reciben en el 092– se han gestionado durante la pasada noche un total de 93 incidentes por llamadas de vecinos. De estas, 22 fueron por presencia de personas en la vía pública consumiendo bebidas, y otras 21 fueron por molestias por ruidos entre vecinos. En ambos casos, fueron encomendadas a patrullas para su resolución en el lugar para que los distintos entornos recuperen su aspecto habitual en un corto espacio de tiempo.

Además, en diferentes puntos de la ciudad también se activaron controles de alcoholemia y drogas como medida de prevención de accidentes de tráfico. Durante la noche del viernes, fueron ocho los conductores que dieron positivo en alcoholemia, el 3,5 por ciento de un total de 225 pruebas practicadas.

Por su parte, el delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, ha mantenido su idea en lo referente a la “tolerancia cero de la Policía Local ante irregularidades en los establecimientos que puedan comprometer la seguridad de los clientes incumpliendo las normas de autoprotección, como generar molestias a los vecinos”. También, el delegado ha explicado que “la actuación policial estará coordinada con el área de Medio Ambiente, quien continuará la tramitación disciplinaria que proceda, tal como se viene realizando.

Así, ha recalcado Cabrera, “los establecimientos que Policía Local inspeccione o clausure, tendrán la actuación disciplinaria correspondiente que se analiza semanalmente en el seno Observatorio para la Convivencia en el Hábitat Urbano, un órgano colegiado formado por responsables de la Delegación de Seguridad y la de Hábitat Urbano”.