La Navidad sevillana deja su último rastro en el regreso de la lluvia

Ha sido dejar los Reyes Magos sus regalos por miles de hogares y volver la lluvia. Como si hubiera respetado al menos la gran mañana de los niños, las precipitaciones han empezado ya esta tarde en Sevilla.

 

Foto: Beatriz Galiano

 

La imagen no puede ser más descriptiva. El agua de la lluvia recién regresada esta tarde de día de Reyes, refleja en una calle del centro las últimas luces de una Navidad que ya es historia, la última huella de una felicidad despidiéndose. Una Navidad de pandemia salvada entre restricciones lo mejor que se ha podido, con toques de queda de Nochebuena y Nochevieja a la 1:30 horas, sin campanilleros en las calles, sin entrega multitudinaria de la llave de la ciudad al Heraldo Real, sin Cabalgata del Ateneo… Navidad sin, sin, sin… Navidad de las negaciones de Sevilla. Con Reyes Magos en un globo que, si para avezados y madrugadores fotógrafos fue la delicia de sus inéditas imágenes, para muchos ha pinchado en una fórmula que ha dejado insatisfechos a miles de niños y mayores que no alcanzaron a otear desde todas partes de la ciudad el lugar del cielo por el que el Heraldo y Sus Majestades lo cruzaron a una hora tan gélida como intempestiva, impropia de vacaciones. Hasta los Reyes Magos tuvieron sus límites en tiempos de tantas limitaciones. Nunca fue tan simbólica una llave sometida a las normas de vuelo del aeropuerto.

Melchor, Gaspar y Baltasar se han ido finalmente entre fríos y en soledad, con temperaturas tentadas de pasarse a bajo cero, con los sevillanos albergando ilusión de que nieve en Sevilla como sólo una vez se recuerda y quedó en las viejas fotografías en blanco y negro, salvo en las diapositivas en color del catedrático don Miguel Royo, un tesoro escondido que aún no ha visto la luz y el cronista, forzado meteórologo, tiene en su poder. 

El agua viene para estos días, mañana jueves también, pero amainando poco a poco durante el fin de semana. 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *