La colegiata del Salvador fue el lugar de celebración de una misa en recuerdo de Rafa Serna, el artista sevillano fallecido recientemente. El templo se llenó de las muchas personas que quisieron rendirle su homenaje de amistad y admiración, además de acompañar a su viuda, Magdalena Lirola, y a sus tres hijos en esos momentos de dolor. El Coro de la Hermandad del Rocío de Sevilla, al que Rafa Serna perteneció  -componiéndole sus mayores éxitos-, interpretó los cantos de cada parte litúrgica.


Cientos de asistentes al oficio religioso, que prácticamente abarrotaban el grandioso templo situado en pleno corazón de Sevilla, quisieron participar de esta celebración eucarística, mostrando todo su apoyo y consuelo a la familia del artista desaparecido a la pronta edad de 53 años. Entre los presentes no faltaron rostros conocidos y de relevancia de la vida social sevillana, como el jinete Cayetano Martínez de Irujo  -hijo de la Duquesa de Alba-,  Juan Ignacio Zoido  -ex ministro del Interior-, el diestro de leyenda Curro Romero, los empresarios Luis Miguel Martín Rubio y Javier Sobrino o el abogado Javier Aguilar Cazorla. Y por supuesto el propio hijo de Rafa Serna, torero del mismo nombre que su padre, que se situó en los asientos preferentes junto a su madre y sus dos hermanas. Desde los primeros momentos y tan pronto como el Coro inició sus intervenciones, se le pudo ver especialmente conmovido y emocionado.

Fotografías: Beatriz Galiano.