“Si la Justicia los absuelve, el pueblo los condena”. Es el título de la campaña puesta en marcha por esta formación política que incide aún más en la manipulación política del caso, en el que entran incluso organizaciones de consumidores que llaman al boicot a los miembros de “La Manada”

La presión social, mediática e incluso política se cierne sobre los cinco miembros del grupo conocido por “La Manada”, condenados a nueve años de prisión por abuso sexual a una joven de 18 años y que se han sido puestos en libertad condicional a la espera de sentencia firme. Especialmente José Ángel Prenda que sufre, en la vivienda de sus padres en Amate, la presencia permanente de las cámaras de televisión que emiten en directo cada movimiento que se sucede a las puertas de la vivienda familiar e incluso en su interior, donde este sábado se pudo escuchar, transmitido por las televisiones, la fiesta de bienvenida que familiares, amigos y vecinos quisieron brindar al joven condenado tras dos años en prisión provisional.

A la presión mediática hay que sumar la social, especialmente activa tras conocerse el auto de puesta en libertad provisional de los cinco amigos. Al margen de la manifestación en Sevilla, la que menos personas consiguió congregar de las convocadas en las capitales de provincia, hay que añadir las amenazas de todo tipo que los miembros de “La Manada” vienen recibiendo, algunas de trazo grueso, como las de la Juventud Comunista, dispuestos a tomarse la Justicia por su mano y, lo que es peor, haciendo un llamamiento a ello desde las redes sociales, donde publican incluso un cartel en el que se aprecia la soga de una horca con el lema ” Si la Justicia los absuelve, el pueblo los condena”.

Cartel de la Juventud Comunista distribuido por internet

Cartel de la Juventud Comunista distribuido por internet

También se está llevando a cabo en las redes sociales, una virulenta campaña de presión para que tiendas de todo tipo, bares, restaurantes y comercios de Sevilla, especialmente del barrio donde residen los condenados, no atiendan a los mismos si son requeridos sus servicios. Ese llamamiento al boicot llega también a los medios de comunicación tras extenderse, este sábado y en Twitter, la sospecha de que varias televisiones podrían estar negociando con alguno de los miembros de “La Manada” una entrevista en televisión. Al rumor, y su consiguiente llamamiento al boicot, se sumó el portavoz de Facua, la organización de consumidores que suele posicionarse sobre todo tipo de cuestiones, especialmente políticas, extralimitandose de lo que deberían ser sus funciones. Rubén Sánchez advierte a las TV que “millones de consumidores serán llamados al boicot si algún programa de televisión negocia pagar a los miembros de La Manada por una entrevista” y hace también una llamada de atención a los anunciantes a los que aconseja que “deberían valorar que minutos después de que se emita, circulará por Whatsapp, Telegram, Twitter y Facebook la lista de anunciantes”.