Un total de 90 guardias civiles procedentes de traslados se incorporan este martes a diferentes acuartelamientos de los municipios sevillanos, entre ellos un capitán, dos tenientes, diez suboficiales y 77 agentes rasos, según informa la Subdelegación del Gobierno central en un comunicado.


El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, ha advertido de que esta incorporación de nuevos agentes, que desarrollan su labor en un 85 por ciento del territorio de la provincia y que ofrecen asistencia a un 46 por ciento de los habitantes del territorio provincial, “debe ser un primer paso” para la mejora paulatina de las plantillas y unidades para “ofrecer un servicio “de calidad” a los ciudadanos, toda vez que en diciembre de 2017, antes de acceder al poder, el PSOE avisaba de un déficit de 1.107 plazas de Policía Nacional y 161 plazas de la Guardia Civil en Sevilla.

El subdelegado ha animado a los agentes a desarrollar sus capacidades profesionales en sus nuevos destinos, a dar respuesta a las demandas de los ciudadanos en materia de seguridad en sus ámbitos de competencia y a adaptarse a los nuevos retos de seguridad en las demarcaciones de la Guardia Civil, como la lucha contra la violencia de género, la seguridad ciudadana, la protección del medio natural y rural y la seguridad en las carreteras de la provincia.


Por otro lado, Toscano Sánchez se ha referido especialmente a las actuaciones emprendidas por la Benemérita en explotaciones agrícolas y ganaderas para que los agricultores sevillanos puedan desarrollar su trabajo con las mayores garantías de seguridad posibles, un esfuerzo que ha permitido la detención de 179 personas en lo que va de año y un incremento del 2,4 por ciento en la tasa de esclarecimiento de delitos.

Asimismo, ha valorado que se tenga una Guardia Civil “moderna y con una sólida formación”, preparada para hacer frente a las amenazas de seguridad del momento, y la que la mujer “va ganando presencia”, al tiempo que ha reafirmado el compromiso del Gobierno, a través del Ministerio de Interior, con el refuerzo de las plantillas de la Guardia Civil, con el objetivo de garantizar la seguridad ciudadana y la convivencia en los pueblos de la provincia de Sevilla.