La Guardia Civil desarticula una trama de tráfico de armas con 25 detenidos

La Guardia Civil ha dado por desarticulada una presunta trama de tráfico de armas en el marco de una operación –denominada ‘Balin’– iniciada en Sevilla, desarrollada en dos fases y que se ha saldado a nivel nacional con 25 personas detenidas y otras 17 investigadas por los supuestos delitos de tráfico de armas, tenencia ilícita y el depósito de armas, depósito de municiones, depósito de explosivos y tráfico de drogas, así como con la intervención de 126 armas de fuego y más de 6.000 cartuchos metálicos, entre otros efectos.

Esta operación se inició en Sevilla el mes de noviembre de 2016 tras detectar el Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla varios anuncios en portales de Internet en los que, bajo diferentes subterfugios, se ofertaba la venta de armas detonadoras transformadas para efectuar fuego real, así como munición con proyectil para las mismas.

Fruto de las investigaciones practicadas se pudo descubrir que el autor de dichos anuncios era un vecino de Sevilla de 53 años de edad, quien se dedicaba a adquirir masivamente en diferentes establecimientos del territorio nacional armas detonadoras que posteriormente, sus compradores, siguiendo sus instrucciones vía teléfono o través de una red social, manipulaban para que pudieran efectuar fuego real y disparar munición con proyectil, munición que de igual modo facilitaba los elementos y las instrucciones necesarias para su fabricación artesanal, según detalla el Instituto Armado.

Las armas detonadoras transformadas para efectuar fuego real tienen la misma letalidad y características que un arma de fuego original, por lo que están consideradas armas de fuego prohibidas, al ser el resultado de la modificación de sus características esenciales de fabricación, estando penada tanto su tenencia como su comercio.

Esta operación se enmarca dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (Picaf) de la Guardia Civil, que es el cuerpo que a nivel nacional tiene encomendada en exclusiva la competencia sobre el control de las armas y explosivos; motivo por el cual el Servicio de Información de la Guardia Civil viene realizando «un constante esfuerzo para detectar y neutralizar los nuevos procedimientos y canales de distribución ilegal de armas de fuego que van apareciendo», según pone de relieve la Benemérita.



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *