María del Mar González, ha solicitado al nuevo ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, para exponerle que se suspenda la actual licitación de la nueva comisaría del distrito Sur, para que la misma sea finalmente construida dentro del polígono.

Para construir la futura y prometida comisaría, el Ministerio de Interior había elegido finalmente una parcela de titularidad estatal ubicada en la calle Manuel Laffón, entre el complejo hospitalario Virgen del Rocío y el parque Celestino Mutis, es decir cerca del límite del Polígono Sur pero fuera del mismo, toda vez que la instalación de una comisaría dentro del Polígono constituye una reivindicación histórica de esta zona de Sevilla.

La decisión, no obstante, ha despertado intensas críticas por parte de los colectivos sociales del Polígono Sur, que recuerdan que la construcción de esta comisaría dentro de los límites de esta zona no es sólo un compromiso adoptado en el marco del Plan Integral acordado en 2005 por las administraciones, para promover medidas de recuperación en la zona, sino además uno de los principales proyectos destinados a incidir sobre las dinámicas sociales del barrio y “transformar” su realidad.

María del Mar González, comisionada para el Polígono Sur, reclamaba de hecho que la comisaría fuese construida en una parcela de la calle Padre José Sebastián Bandarán, dentro del Polígono Sur, después de que dicho enclave también de propiedad estatal recibiera el visto bueno de las tres administraciones implicadas en el Plan Integral, en una reunión celebrada en 2014 con la asistencia de Juan Ignacio Zoido.


Ahora, con el PSOE al frente del Gobierno central y un nuevo ministro, la comisionada para el Polígono Sur solicitará al mismo, en una reunión, “la suspensión del concurso público, para retomar el consenso institucional y que la comisaría se construya en el barrio como recoge el Plan Integral, como han refrendado las tres administraciones y como viene reclamando el vecindario del Polígono Sur desde hace más de 30 años”, según el departamento de Mar González.