El abogado de tres acusados de la supuesta violación grupal de los Sanfermines, Agustín Martínez Becerra, ha afirmado que el testimonio que ha ofrecido este jueves una policía que recogió la denuncia de la joven madrileña “cambia de manera radical, exponencial y brutal” el caso, dado que esta agente “no sólo no ha ratificado” su primer informe sino que “ha venido a decir cosas que no corresponden ni muchísimo menos al contenido del informe“.  “No coincide absolutamente para nada con todo lo que se ha desarrollado en el juicio, queda totalmente acreditado que no se dice la verdad desde el minuto uno”, ha indicado.


En la sesión de este jueves, la agente que recogió la denuncia ha expuesto que la joven le transmitió que sí era consciente de que los acusados la estaban grabando y sin embargo no lo anotó en el escrito de denuncia.

En palabras de Martínez Becerra, la policía ha explicado que no lo dejó por escrito porque no lo consideró importante. “La policía da una serie de versiones que no coinciden con lo que escribe e incluso ha omitido datos absolutamente fundamentales que reconoce que se le dijeron pero que no los incluyó en la primera denuncia. Yo no daba crédito”, ha dicho. Además, el abogado ha señalado que esta declaración fue “a las siete de la mañana del día de los hechos, con lo cual es la más cercana y en la cual se dan los datos más concretos que se pueden recordar de hechos que han ocurrido horas antes”.

En la misma línea, Jesús Pérez, abogado de otro de los acusados, ha considerado que “hay una posibilidad de que el verdadero motivo de la denuncia” fuera la grabación de los vídeos.

“Nunca supimos por qué había denunciado ella, nunca constó ni se hizo constar por qué se motivó la denuncia, pero sin embargo, durante todo el procedimiento se ha mantenido una posible agresión sexual. Hoy la policía que toma la denuncia de la joven por primera vez dice en sala que, sin hacerlo constar en su denuncia, la señora sabía que la estaban grabando”, ha señalado. Este abogado ha pedido la nulidad del juicio por vulneración de derechos fundamentales.