José Manuel Soto pregona y canta a la Cabalgata del Ateneo

El popular cantante José Manuel Soto fue ayer el pregonero de la Cabalgata de los Reyes Magos. El acto tuvo lugar en el Teatro Lope de Vega, y fue realmente un combinado de pregón, canciones y villancicos. Las facultades de un intérprete musical como José Manuel Soto,  permitieron la capacidad de alternar la palabra de  un texto nostálgico sobre la Navidad de su infancia, uniéndolo a secuencias con villancicos  -y hasta éxitos de su larga carrera-  que él mismo cantó.

Introdujo el pregón el periodista Fran López de Paz, sabio en su cometido conciso y breve para esta ocasión, dando paso a que la Banda Municipal tocase el ya considerado himno de la Cabalgata (obra de Manuel Marvizón), que se lució en la voz de la soprano Ana Cadaval. Después, Lopez de Paz invitó a subir al escenario al presidente del Ateneo, el doctor Alberto Máximo Pérez Calero, que intervino como representante más idóneo y cualificado de la entidad que organiza cada año   -desde hace más de un siglo-  la Cabalgata de los Reyes Magos. A él le correspondió la bienvenida al público asistente, destacando la entrega generosa que el Ateneo hace a la ciudad cada 5 de enero.

A continuación, Soto aparecería, desde bastidores, en el escenario del Lope de Vega, respaldado por la Banda Municipal de Sevilla, siempre con la exquisita dirección de Francisco José Gutiérrez, y reunida con algunos de los músicos del cantante  -como Valentín Ponce-, que sirvieron de auténtica banda sonora de la Navidad que José Manuel Soto iba desgranando en recuerdos de su niñez. Seguramente el punto más emocionante llegaría con la memoria que tuvo para su madre, el alma de una familia numerosísima en hermanos, dedicándole uno de sus clásicos en un repertorio de tantos éxitos: “Volver a verte”.

Tuvo detalles espontáneos de coloquio natural y fuera de texto con el público, como cuando saludó a su querido amigo, presente en el patio de butacas, Rafa Serna, que estaba acompañado de su esposa, Magdalena Lirola.

En determinados pasajes hablados de su pregón, el cantante se apoyó sobre notas melancólicas del piano o la guitarra, exquisitas ilustraciones  musicales que evocaron a los campanilleros de Sevilla en la partitura de la famosa marcha de López Farfán para la Semana Santa.

En resumen, José Manuel Soto llegó hasta la propia Cabalgata de los Reyes Magos encadenando versos al estilo poético de las maravillosas canciones a las que tiene acostumbrado al público,  siguiendo la estela de todos sus recuerdos infantiles, declarando con convicción que en Navidad todos volvemos a ser niños. Y uno de los poemas que al momento trocaría en villancico, fue leído desde el escenario por Manolo, un niño invidente que hizo vibrar a todos los asistentes precisamente cuando se celebraba el día de la festividad de Santa Lucía.

Soto puso el punto final con una confesión absoluta de amor a Sevilla, como el único regalo que es capaz de pedir a los Magos de Oriente, un   gran deseo que elevó incluso a Dios como una oración insistente: seguir viviendo por siempre en Sevilla. Y en clara alusión a su experiencia personal cuando logró el privilegio de encarnar a Baltasar en la Cabalgata sevillana, reveló al rey negro como enamorado de la ciudad, la que le iba contando a Melchor y Gaspar, que llegaban a dormirse como si fueran niños para soñar la misma ilusión de cada noche del 5 de enero.

Numerosas caras conocidas de la sociedad sevillana acudieron con interés para no perderse el pregón de José Manuel Soto: su propia mujer, Pilar Parejo, acompañada de su hijo Marco; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el alcaldable del PP Beltrán Pérez;  el periodista Cristóbal Cervantes; el presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Guerrero; el compositor Manuel Marvizón; el prestigioso abogado Joaquín Moeckel, acompañado por su esposa; así también lo hizo el empresario Rafael Juliá; acudió asimismo, haciendo su entrada en el teatro acompañado por Pérez Calero, el Jefe de la Fuerza Terrestre, el  teniente general Juan Gómez de Salazar; y por supuesto fue presencia destacada la del director de la Cabalgata, Manuel Sáinz.

Fotografías: Beatriz Galiano




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *