Firmado el convenio del campo de la provincia de Sevilla

Con una vigencia de cuatro años, relaciona la subida salarial con el IPC y asegura un mínimo del 1,6 por ciento de aumento por cada año.

El texto firmado, según una nota de UGT, recoge expresamente que, en la jornada diaria del campo, las empresas estarán obligadas a dar un descanso durante la misma de 15 minutos continuados (bocadillo), que se computará como tiempo efectivo de trabajo, “una reivindicación de los firmantes que supone una clara mejora con respecto al otro convenio firmado por CCOO y Asaja”.

Los firmantes han subrayado la importancia de la creación de un convenio del campo en el ámbito andaluz para que en todas las provincias los trabajadores tengan las mismas condiciones laborales.

“COAG, UPA y UGT, entienden que la externalización mediante la realización de trabajo a través de subcontratas no puede en ningún momento conllevar a incumplimientos laborales que supongan competencia desleal entre las empresas, por ello se velará por el
cumplimento en materia de Seguridad Social, para que se declaren todas las jornadas trabajadas, así como la lucha contra la economía sumergida”, han destacado

Las jornadas de trabajo se establecen en 39 horas semanales divididas en fracciones de seis horas y 30 minutos. En lo que al salario base se refiere, el texto fija que queda garantizado un salario mínimo de 46,38 euros por día, los trabajadores fijos percibirán anualmente una paga por antigüedad que oscilará en función de los años de servicio prestado; los fijos discontinuos percibirán una paga en función al tiempo efectivo de trabajo de forma que cada 274 días de trabajo efectivo equivalen a un año de trabajo.

En cuanto a las pagas extraordinarias se establecen tres gratificaciones extraordinarias que se abonaran en los meses de febrero, julio y diciembre cuya cuantía será de 30 días de salarios cada de las categorías profesionales. El convenio establece además pluses por domingos y festivos, horas extraordinarias, plus nocturnidad y desgaste de herramientas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *