Firmado el acuerdo que impulsa la construcción del enlace de la SE-20 con la A-4 y la adecuación de la SE-20 con una inversión total de casi 40 millones de euros

El Ayuntamiento y el Gobierno de España firman el acuerdo que impulsa la construcción del enlace de la SE-20 con la A-4 y la adecuación de la SE-20 como una nueva vía urbana con una inversión total de casi 40 millones de euros. El acuerdo permite el desarrollo de los suelos de San Nicolás Oeste, Higuerón Norte, Higuerón Sur y Buen Aire; mejora el acceso a Alcosa y establecerá una mejora urbana de la SE-20 especialmente en las zonas residenciales del distrito Norte. Pasarán a ser de titularidad municipal dos tramos de la N-630 (Muro de Defensa y tramo final de la Avenida de la Raza), que se incorporan a la ciudad y que pasarán a ser vías urbanas una vez que se culminen también una serie de actuaciones de mejora.

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, y la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, han firmado hoy el convenio de colaboración que impulsa la construcción del enlace entre la SE-20 y la A-4 y que concreta la cesión al Ayuntamiento por parte de la Administración estatal de la SE-20 para su adecuación y mejora como nueva vía urbana. Este acuerdo, que supone una inversión de casi 40 millones de euros, es clave para los desarrollos urbanísticos de los suelos de San Nicolás Oeste, el Higuerón Norte, el Higuerón Sur y Buen Aire, donde están previstas viviendas y proyectos de índole empresarial y permitirá la mejora de los accesos a Alcosa y la adecuación de la SE-20 especialmente a su paso por Pino Montano. 

En concreto, el Ministerio debe licitar este mismo año las obras del nuevo enlace entre la A-4 y la SE-20 continuando el trazado programado en su momento por el PGOU. Una nueva conexión que tiene partida reservada en los Presupuestos Generales del Estado y que supondrá una inversión de 30 millones de euros. El objetivo de la remodelación de este enlace es permitir todos los movimientos entre ambas carreteras sin hacer uso de la A-8008 y respetando el esquema viario previsto dentro de la ordenación urbanística vigente para esta zona y con una especial incidencia para la barriada de Alcosa.

Este nuevo enlace tendrá especial incidencia en el desarrollo de los suelos de San Nicolás Oeste, pendientes desde hace años de esta remodelación. Precisamente en abril pasado se aprobó inicialmente el Plan Parcial de San Nicolás Oeste para ordenar pormenorizadamente esta gran bolsa de suelo urbanizable de 1,4 millones de metros cuadrados de superficie, donde se desarrollarán, entre otros usos industriales, comerciales y, servicios avanzados y terciarios.

En segundo lugar, el Ayuntamiento asumirá como una vía urbana la SE-20, aunque no de cualquier manera, según ha matizado el alcalde. Son unos 11 kilómetros entre la A-4 y la Isla de la Cartuja, para los que se requiere una inversión mínima de 6 millones de euros, entre la aportación del Estado de 3,7 millones y el compromiso mínimo de la ciudad, que se incrementará dado el objetivo del Gobierno municipal de proceder a una amplia transformación de la SE-20 para convertirla en una vía urbana “más habitable, sostenible e incorporada a la ciudad”. Así, se diseñará un proyecto de reordenación con prioridad en las zonas más próximas a los suelos residenciales del Distrito Norte, en el entorno de la calle Garrochistas. 

“Asimismo, aprovechando las obras de la Línea 3 de Metro de Sevilla, afrontaremos una transformación para la movilidad en la zona Norte con un nuevo bulevar en la Ronda Urbana Norte, en el barrio de Pino Montano. “Por tanto, la estructura viaria de la zona Norte de la ciudad de mejorar y transformarse sustancialmente. Para ello el desarrollo de la Línea 3 de la Junta y el cierre del arco norte de la SE-40 por el Ministerio son fundamentales. Y como Ayuntamiento, abordaremos una propuesta de remodelación integral movilidad combinando tanto la mejora de la SE-20 como la reordenación de la RUN”, ha desgranado Antonio Muñoz.

“La SE-20 pasará de tener un diseño, una actividad y un modelo de carretera a ser una avenida urbana más de la zona Norte. Este cambio de modelo y de titularidad que hoy firmamos permitirá liderar desde el Ayuntamiento los desarrollos urbanísticos de Higuerón Norte, Higuerón Sur o Buen Aire que dejarán de depender de Carreteras del Estado”, ha añadido el regidor. 

En virtud del convenio, también pasan a ser de titularidad municipal dos tramos de la N-630 (Muro de Defensa y tramo final de la Avenida de la Raza) que se incorporan a la ciudad y que pasarán a ser vías urbanas una vez que se culminen también una serie de actuaciones de mejora para su incorporación al viario urbano.

En concreto, los dos tramos de la N-630 a ceder son los comprendidos por un lado entre los puntos kilométricos 814+860 y 816+180 (es el Muro de Defensa) y, por el otro, entre los puntos kilométricos 822+060 y 823+870 (los que van desde el enlace con la calle Padre García Tejero y la Glorieta del Copero, a la Glorieta Norte enlace Puerto Este de la SE-30).




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *