Espadas afirma que la sentencia que obliga al restaurante La Raza a abandonar su ubicación respalda la decisión de su gobierno

El alcalde de Sevilla ha manifestado que la sentencia que desestima el recurso del Grupo La Raza contra los acuerdos  para extinguir la concesión derivada de un arrendamiento de renta antigua del restaurante homónimo del parque  María Luisa, prueba que el Consistorio adoptó tales decisiones “desde la legalidad” y sin carices “políticos”

En declaraciones a los medios de comunicación, Juan Espadas ha señalado que al desestimar el recurso del grupo hostelero La Raza, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 13 “da la razón” al Ayuntamiento, que emprendió la extinción de la citada concesión, derivada de un arrendamiento que se remonta a 1972, porque merced a la Disposición Transitoria Tercera de la Ley de Arrendamientos Urbanos, que determinaba la extinción con fecha 1 de enero de 2015 de los contratos de local de negocio celebrados antes de marzo 1985, “no había otro margen” para actuar.

Al respecto, ha defendido que al emprender la citada extinción, el Ayuntamiento se limitaba a “cumplir la ley”, lo que le ha llevado a avisar de que en caso de no haber procedido así, el Consistorio habría incurrido en una “prevaricación”.

“Desde el primer momento dijimos que era una decisión adoptada desde la legalidad y no fruto de elementos políticos“, ha indicado el primer edil, toda vez que durante el último mandato del alcalde socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, los directivos del Grupo La Raza destaparon el intento de soborno por el que fueron condenados los exdirectivos de Mercasevilla Fernando Mellet y Daniel Ponce y el que fuera delegado provincial de la Consejería de Empleo Antonio Rivas.

Espadas, no obstante, ha reconocido que el grupo La Raza tiene derecho a recurrir la sentencia si no comparte la misma, algo que ve “legítimo”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *