Están ubicadas en el entorno del antiguo cuartel de Su Eminencia, la calle León XIII, la avenida San Juan de la Salle, la Hacienda el Rosario, en la calle Juan de Oñate (Villa Encarnita), en Torreblanca Sur en el caso de dos de las fincas, en los terrenos de Cisneo Alto y en la zona de Pítamo Sur

El consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento hispalense ha aprobado ceder a la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa), un total de nueve parcelas de titularidad pública destinadas a acoger la construcción de 500 nuevas viviendas protegidas, una vez que durante 2018 sean diseñadas las correspondientes promociones y las obras sean licitadas previsiblemente durante el primer semestre de 2019.


Estas parcelas admiten la construcción de hasta 500 nuevas viviendas protegidas, aglutinando la parcela de la Hacienda el Rosario 218 de los inmuebles proyectados, mientras la finca de Pítamo Sur puede acoger 125 VPO y la de Cisneo Alto 83, según la documentación recogida por Europa Press.

Una vez puestas estas fincas a disposición de Emvisesa, según han informado en rueda de prensa el concejal de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, y el director gerente de Emvisesa, Felipe Castro, la empresa debe afrontar la redacción de los proyectos constructivos de cada una de las nueve promociones que acogerán las 500 viviendas protegidas que la empresa municipal planea edificar en tales suelos, tanto para el régimen de alquiler con opción a compra como para el régimen de venta.


En ese sentido, Antonio Muñoz ha calculado que las primeras licitaciones de obras relacionadas con este paquete de nuevas viviendas protegidas podrían materializarse “en el primer semestre de 2019”. Así, el concejal socialista ha defendido que con esta operación, Emvisesa “recupera la actividad promotora” tras haber sido objeto de una estrategia de cuasi “anquilación” durante los cuatro años en los que el PP estuvo al frente del Ayuntamiento.

Y es que según ha avisado, Emvisesa no promueve ninguna nueva VPO “desde 2010”, es decir desde el ocaso del último mandato del alcalde socialista Alfredo Sánchez Monteseirín. “Estamos ante el resurgir de Emvisesa como promotora de viviendas”, ha defendido el concejal socialista, rememorando que desde que el PSOE accedió al poder, Emvisesa ha adjudicado “593 viviendas” públicas que se encontraban “vacías” y ha adquirido viviendas privadas para ampliar el parque público de viviendas con las que hacer frente a las necesidades sociales.