El Ayuntamiento de Sevilla ampliará el parque social de vivienda en mil doscientos pisos más a través de la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla (Emvisesa)  cuyo consejo de administración ha sido convocado este lunes para abordar la ampliación urgente del parque social de vivienda.

Esta estrategia de ampliación de viviendas del parque público de viviendas, que se desarrollará en tres años, tiene el objetivo de contar con 1.215 nuevas viviendas de gestión municipal, de las que 545 serán de nueva construcción y 230 se destinarán a venta, siendo el resto para alquiler.

Para este plan, se necesitará una financiación de 100 millones de euros de los que 65 millones provendrán de un crédito bancario, 7,6 millones de las ayudas estatales y autonómicas, 10,6 millones de la cesión de suelo del Patrimonio Municipal de Suelo a Emvisesa y otros 4,9 millones de otras áreas, además de 14 millones que se habrían de consignar en el presupuesto municipal.


Esto se completa con la generación de ingresos que produciría la venta de 230 de estas viviendas que se construirán, respondiendo además a la demanda del 40 por ciento de los demandantes del registro público de viviendas.

Juan Manuel Flores (derecha) y Felipe Castro, de Emvisesa.

Juan Manuel Flores (derecha) y Felipe Castro, de Emvisesa.

Según el plan diseñado por el alcalde Juan Espadas, se desarrollarán 520 viviendas en edificios de propiedad municipal y solares de Patrimonio Municipal del Suelo en Distrito Sur, en Pítamo Sur y en Su Eminencia; en Torreblanca sur y en Hacienda del Rosario, y en Macarena, entre León XIII y San Juan de la Salle y en Cisneo Alto, así como en carretera de Carmona. Todos ellos están prácticamente disponibles para el inicio a corto plazo de las obras.

También, a través de iniciativas de alquiler de viviendas privadas cedidas al Ayuntamiento y de compra de viviendas, se prevé captar en torno a 470 viviendas. Además, en octubre se abrirán los sobres de la convocatoria de permuta de suelos de Ramón Carande con la que se pretenden obtener recursos, suelos o viviendas construidas hasta alcanzar los 400 pisos. Todo esto se completa con la rehabilitación de edificios municipales, como Villa Encarnita o García Ramos en el centro, donde se prevén 26 viviendas.