El Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB) ha criticado la “abrumadora falta de personal” que padece actualmente el servicio de prevención y extinción de incendios del Ayuntamiento, a lo que  se une “la incapacidad organizativa” del área municipal de Seguridad, pues tanto el parque de bomberos de Pino Montano como el de la avenida de la Paz “se han quedado sin centralita” y sufren cierres eventuales

A través de un comunicado del Sindicato Andaluz de Bomberos, su secretario general en el Ayuntamiento Manuel Poó ha manifestado que tal critica no es “sólo una reclamación laboral”, dado que estas “carencias” afectan “seriamente a la seguridad de la ciudadanía” ya que, en situaciones de riesgo y peligro, “la reacción de la población es imprevisible”.

“A pesar de disponer de los números de teléfono 112 y 080, la gente a veces corre a un parque de bomberos para comunicar la emergencia. En esos momentos de nervios piensan que es la manera más rápida de actuar, creyendo lógicamente que en un parque de bomberos, hay bomberos. Lamentablemente e irresponsablemente por decisión del jefe de extinción y omisión del Delegado de Seguridad, esto no es así”, ha afirmado Manuel Poó.

Asimismo, el secretario del SAB en el Ayuntamiento de Sevilla ha recordado que en lo que va de año han sido “innumerables las veces que tras salir los bomberos a alguna intervención, se ha cerrado el parque de Pino Montano y el del Polígono Sur sin que quede nadie”, destacando que, pese a ser centros de emergencias de atención 24 horas, hay veces en las que “no hay nadie para atender una emergencia”.


A tal efecto, Manuel Poó ha considerado que con mayor o menor carga de trabajo, en los parques “siempre tiene que haber bomberos”, pues “así lo espera la ciudadanía, que cuando requieran ayuda, tengan a quien solicitarla”. Además, Poó ha recordado que, desde que comenzó el verano, cada día hay “entre ocho y diez bomberos por debajo de lo necesario”, sin que el Ayuntamiento de Sevilla adopte “soluciones”.

Por ello, desde el Sindicato Andaluz de Bomberos han puesto estos incumplimientos “en manos de la autoridad laboral tras obtener la callada por respuesta del edil de Seguridad del Ayuntamiento de Sevilla”, el socialista Juan Carlos Cabrera, esperando que “se pronuncie Inspección de Trabajo” y que estos incumplimientos “no deriven en lesiones o agraven las que se puedan producir por no atender correctamente las emergencias”.