El Rey se interesa por las hermandades de Sevilla

Su Majestad el Rey Felipe VI ha hecho una llamada telefónica al presidente del Consejo de Cofradías, Francisco Vélez, para interesarse por las hermandades de Sevilla en estos difíciles momentos de la crisis sanitaria, que llegó a forzar la decisión tripartita entre arzobispo, alcalde y presidente del Consejo de suspender las procesiones. Durante una amplia conversación, el Rey ha sido informado de la amplia respuesta de las hermandades sevillanas en su vertiente más social, transmitiendo finalmente el monarca su afecto y apoyo para todas.

 El presidente Francisco Vélez ha agradecido a Felipe VI su llamada personal y asimismo le ha transmitido la respuesta desde el Consejo de Hermandades para paliar en la capital andaluza las consecuencias del COVID19, a través del “Proyecto Fraternitas”, que consiste en atender a las familias más vulnerables de determinados barrios sevillanos, como son el Polígono Sur o las Tres Mil Viviendas, que se encuentran entre los más pobres de España. En estos momentos se están integrando esfuerzos a través de donaciones de hermandades, empresas, entidades y particulares para abastecer con carros de comida a las familias más necesitadas, así como para atender comedores sociales y parroquias a través de Cáritas, después de haber conseguido ya reunir un total de 30 carros por semana durante este mes de abril.

Igualmente, el presidente del Consejo le ha indicado al Rey que durante estas semanas de obligado confinamiento, las hermandades y el propio Consejo de Hermandades han organizado actividades que promueven la oración en la intimidad de los hogares, el seguimiento de sus cultos por “streaming”, la visualización de fotografías y vídeos de pasadas estaciones de penitencia y, sobre todo, la puesta en marcha de numerosas acciones sociales, que están tratando de paliar situaciones de verdadera emergencia social, como el proyecto ya comentado.

El Rey Felipe VI también ha tenido conocimiento de las funciones del Consejo de Hermandades, como institución sevillana encargada de agrupar y velar por las 125 hermandades (de penitencia, gloria y sacramentales) de la ciudad. Entre otros cometidos, el Consejo de Hermandades es el responsable de la organización, junto con el Ayuntamiento y el Arzobispado, de las procesiones de Semana Santa. Las cofradías de penitencia ponen en la calle aproximadamente a 100.000 nazarenos, aunque el número total de hermanos es muy superior y supone la movilización de la mayor parte de la población de Sevilla. La afluencia de turistas, con una cifra cercana a los 300.000 visitantes durante los días de la Semana Santa, supuso en abril de 2019 el 87% de ocupación hotelera, cifrándose el impacto económico de esta celebración religiosa en la ciudad en torno a los 400 millones de euros.

El Rey Felipe VI le ha expresado al presidente del Consejo de Hermandades su apoyo incondicional y su personal reconocimiento a todas las hermandades sevillanas por la extraordinaria  y necesaria labor social que están desarrollando en estos tiempos de crisis.

Por último, el presidente del Consejo, en nombre de la institución y de todas las hermandades sevillanas, ha vuelto a agradecer vivamente este gesto de interés, aprecio y solidaridad de Su Majestad, reiterándole los vínculos seculares entre la Casa Real española y las cofradías hispalenses.

Siendo un niño, entonces Príncipe de Asturias, Felipe VI ya conoció por primera vez la Semana Santa de Sevilla de 1984, asistiendo junto a toda la Familia Real a los palcos, para presenciar en la tarde del Jueves Santo el paso de Jesús de la Pasión, devoción bien arraigada en la corona española. Y en la Madrugada contempló junto a sus padres  -los entonces Reyes de España Don Juan Carlos I y Doña Sofía–  la salida de la Esperanza Macarena desde el balcón principal asomado al atrio de la Basílica. Era hermano mayor José González Reina. Y una de las grandes anécdotas de aquella Madrugada de 1984, es que en una sala de la Casa Hermandad y, por lo tanto, en privado, El Peregil cantó una saeta a la Familia Real. El momento quedó para el recuerdo en una fotografía que se conserva y puede verse en la taberna Quitapesares del inolvidable cantaor.

En 2015, ya siendo Rey desde junio de 2014, Felipe VI visitó por última vez la Semana Santa de Sevilla, concretamente el Lunes Santo, siendo recibido como Hermano Mayor Honorario por la Hermandad del Museo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *