El PP exige medidas de urgencia a la UE ante los casos de Hepatitis A en fresas importadas desde Marruecos

Tras detectarse una infección de Hepatitis A en fresas que iban a ser importadas a la Unión Europea a través de España, la portavoz del PP en el Parlamento Europeo Dolors Montserrat y el eurodiputado y portavoz de Agricultura Juan Ignacio Zoido han pedido hoy a la Comisión Europea medidas urgentes para garantizar que este hecho no se reproduzca en otros productos. Fue el pasado lunes, 4 de marzo, cuando se frenó la importación de esta fruta al concluirse que estaban infectadas. 

Un alimento presenta dicha infección principalmente cuando se riega con aguas fecales. Estos hechos, que se conocieron a través del portal de seguridad alimentaria de la UE, todavía no han sido explicados por Marruecos. 

Desde el PP, este caso se mira con preocupación. La vicepresidente del Grupo del PPE, Dolors Montserrat, ha recordado la importancia de “garantizar la seguridad alimentaria y sanitaria en las importaciones de alimentos. Es necesario que el Gobierno de España refuerce los controles para no poner en riesgo la salud de los ciudadanos y para no poner en riesgo la reputación de nuestros agricultores”. 

El eurodiputado Juan Ignacio Zoido ha insistido en que “la UE debe multiplicar los controles mientras Marruecos no demuestre que cumple con los compromisos que tiene firmados en materia fitosanitaria”. 

En la citada pregunta parlamentaria, los eurodiputados se cuestionan si el Gobierno de España, a través del Ministerio de Agricultura, debería reforzar los controles pertinentes para que este tipo de productos no entren al mercado interior europeo.

En este sentido, Zoido ha recordado la importancia de implementar las cláusulas espejo que lleva años pidiendo: “Durante la Presidencia Española de la UE, pregunté públicamente al señor Planas si haría esfuerzo por atender las demandas del campo e impulsaría las cláusulas espejos a terceros países en productos agroalimentarios, pero solo recibí evasivas por su parte”. El exministro lamenta que “mientras la UE no se ponga en serio con estas cláusulas espejo, serán los Estados miembros quienes tengan que hacer por libre la batalla por frenar la importación de alimentos no aptos para su consumo”.




 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *