El calor propio de los meses más rigurosos del verano será el que de la bienvenida al otoño sevillano con valores cercanos a los 40 grados

Todo apuntaba a que disfrutaríamos de un verano corto en cuanto a altas temperaturas pero todo el calor ausente en julio lo estamos padeciendo en septiembre al punto de que entraremos en otoño, el próximo domingo, con temperaturas inusualmente altas para esta época del año.

Asi, desde este mismo viernes, la situación estará marcada por cielos despejados y temperaturas que ascenderán de manera notable hasta alcanzar los 38 grados previstos para el próximo martes, si bien la escalada será  apreciable durante todo el fin de semana.


No será hasta bien entrada la semana cuando el termómetro no experimente un descenso apreciable que situará la temperatura media, el resto de la semana, en el entorno de los 32 grados.

Los temperaturas mínimas también serán altas , oscilando, según las previsiones, entre los 21 y los 19 grados centígrados.