El Consejo de Cofradías devolverá el dinero de las sillas y los palcos a los interesados que lo soliciten

Por fin se ha resuelto el polémico tema acerca de si se devolvía o no el dinero ingresado por los titulares y abonados de sillas y palcos de la Semana Santa que nunca llegó a ser. Una asamblea extraordinaria de hermanos mayores ha decidido reintegrar el importe sólo a quienes lo soliciten. Deja abierta la posibilidad de convertirlo voluntariamente en donación. Desde una situación insólita -así la ha calificado el Consejo- ha debido tomarse igualmente una solución insólita.

En el Patio de la Montería del Alcázar -lugar escogido excepcionalmente para hacer viable la distancia de seguridad entre 125 hermanos mayores– la problemática fue expuesta con detalle por el presidente del Consejo, Francisco Vélez, y el tesorero, Alejandro Marchena.

Se ha hecho mención a los informes jurídicos del despacho de Montero Aramburu. El dictamen determinó que “no existe una clara obligación de llevar a cabo una devolución de los abonos”. Pero el Consejo se ha guiado por sus Estatutos y los fines que establecen. Desde esa base el Consejo ha establecido 8 medidas, que fundamentalmente apuntan a la posibilidad de devolver el dinero abonado a quienes lo soliciten, aunque restando proporcionalmente a cada interesado la cantidad que, en el momento de determinarse la suspensión de las salidas procesionales, ya se había destinado a gastos de instalación de la carrera oficial.

El resto de lo aprobado por la Asamblea extraordinaria consiste en llevar a cabo medidas para incentivar las donaciones, enviando a quienes las hagan un certificado para desgravar en sus declaraciones tributarias. A ello se sumará la ventaja dineraria de que en la Semana Santa de 2021, cuando vayan a abonar sus sillas, se beneficiarán de un descuento del 25%.

También se ha acordado que las hermandades, que en gran medida sustentan su presupuesto anual en lo recaudado en concepto de sillas y palcos por el Consejo, no tengan que devolver la primera parte de la aportación ya recibida.

Por último, es importante señalar que aquellos abonados que soliciten lo que ingresaron no verán menoscabado su derecho de renovación preferente en la próxima Semana Santa.

1 Comment

  1. Manuel Melado dice:

    Las medidasn me parece justa y acertadas. Aparte del dinero que se retraiga al abonado que lo solicicite, estos mismos, considero justo que contribullan con una aportación según las posibilidades de cada uno, para las distintas obras sociales que llevan a cabo algunas hermandades. Justifica también con motivo del confinamiento e inactividad provocada por la pandemia, que muchos nos veamos obligadaos a solicitar esa parte que nos pueda corresponder para atender así, a las necesidades familiares originadas por esta tragedia. Mi enhorabuena al consejo por ser consciente de los problemas de cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *