El Ayuntamiento de Sevilla arrancará el próximo día 9 de diciembre con la plantación de un total de 5.100 árboles y 4.567 arbustos, una campaña que se desarrollará hasta abril con una inversión de medio millón de euros y que el responsable del área, el socialista David Guevara, ha calificado como la “mayor actuación de este tipo llevada a cabo en la ciudad realizada por el Consistorio con medios propios”.

Tras recordar que Sevilla actualmente cuenta con 200.000 árboles y nueve millones de metros cuadrados de zonas verdes, Guevara ha detallado que esta actuación no es un hecho aislado, sino que se encuadra en una estrategia completa de mejora del arbolado, pero que sí marcará la realización de las futuras campañas de plantación.


El edil ha detallado que las 9.667 unidades anunciadas supone una cifra de mínimos y se prevé que se vaya incrementando conforme avance la campaña, que aprovecha las posibilidades del nuevo contrato municipal para las zonas verdes, dotado con 54 millones para cuatro años y que cuenta con un 50 por ciento más de personal, 350 personas, de las que 71 se centra en el arbolado viario.

De hecho, se prevé que 3.117 árboles y 517 arbustos se planten en los distritos; 1.338 árboles y 4.050 arbustos, en grandes parques y jardines históricos y, de los otros 645 árboles, irán 339 a colegios, 206 a plantaciones tras actuaciones urbanísticas y un centenar a la empresa municipal de la vivienda, Emvisesa.

Así, ha subrayado que los nuevos ejemplares se repartirán de modo “equilibrado” por los distritos, destacando especialmente el número en Cerro-Amate, con 598 árboles y 50 arbustos, y en Norte, con 323 árboles y 315 arbustos tanto en el viario como en las zonas ajardinadas.

También, se plantarán en el Distrito Sur 350 árboles y once arbustos; en Bellavista- La Palmera, 307 árboles y once arbustos; en Nervión, 249 árboles y 22 arbustos; en Este- Alcosa- Torreblanca, 248 árboles; en Triana, 242 árboles y una decena de arbustos; en San Pablo- Santa Justa, 235 árboles y diez arbustos; en Casco Antiguo, 232 árboles y 76 arbustos; en Macarena, 224 árboles, y en Los Remedios, 109 árboles la gran mayoría en viario, y una docena de arbustos en las zonas ajardinadas.

En los parques de la ciudad

A estas cifras se suman los que se instalarán en los parques de la ciudad, ya que se destinarán cien árboles a María Luisa y Delicias, junto a 1.500 arbustos; 500 arbustos, a los Jardines de Murillo; 114 árboles y 715 arbustos, al entorno del río, con los Jardines del Guadalquivir, el Parque de San Jerónimo y el muelle de Nueva York; 265 árboles y 405 arbustos se colocarán en el Parque Tamarguillo; 225 árboles y 350 arbustos, en Vega de Triana, y 184 árboles y 380 arbustos, en Miraflores.

Igualmente, el Parque Infanta Elena y el Guadaíra en el área de Bermejales recibirán un centenar de arbustos cada uno, además de 120 y 175 árboles, respectivamente.

En este marco, se plantarán un total de 36 especies en base al respeto de las alineaciones existentes, el fomento de la biodiversidad y la exclusión de especies que han causado problemas de conservación, deterioro o por alergias, mencionando los casos del platanero de sombra y el olmo, de los que se buscarán otras variedades que puedan adaptarse mejor a Sevilla.

Así, el responsable de Parques y Jardines ha indicado que se primarán los naranjos, de los que se colocarán 525; las sóforas, con 362; celtis, con 261, y brachichitos, con 126, entre otros.

El mayor esfuerzo del Ayuntamiento

“Se trata del mayor esfuerzo realizado nunca por el Ayuntamiento y que se constituye como el precedente para los planes futuros”, resalta, incidiendo que desde el día 9 de noviembre ya se han plantado un centenar de árboles en la calle Betis, la plaza de la Encarnación o la de Cristo de Burgos, algo para lo que trabajan 21 cuadrillas.

El concejal deja claro que, pese a la cercanía de las elecciones municipales en el final de la campaña de plantación, la colocación de los ejemplares “no parará en ningún caso ni por ningún motivo”. Guevara recalca, además, que durante el mandato se han plantado más de 3.500 árboles y se han apeado unos 2.500, procurando que actualmente el Ayuntamiento no tenga evaluado ningún ejemplar en ‘Nivel 4’, que supone un grave riesgo estructural y puede conllevar peligro para la población.

Respecto a los alcorques vacíos afectados por cableado o infraestructuras de alumbrado, telecomunicaciones, gas o agua, entre otros, Guevara señala que ya se está abordando con las empresas responsables el modo de llevar a cabo la plantación en ellos.