El Ayuntamiento recoge en su Plan Director un incremento de la masa arbórea de Sevilla y lamenta “las mentiras del PP y sus ataques a los técnicos de Parques y Jardines” 

El delegado de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara, ha salido en defensa del Plan Director explicando que durante mucho tiempo no se tuvieron en cuenta los datos reales de alcorques vacíos existentes en la ciudad, que sí recoge tal Plan, y contabiliza los casi 11.000 nuevos árboles plantados en las dos últimas campañas. 

El delegado de Transición Ecológica y Deportes del Ayuntamiento de Sevilla, David Guevara, ha aclarado que ha sido el gobierno municipal de Juan Espadas el que ha elaborado por vez primera en la ciudad un Plan Director de Arbolado, un extenso documento estratégico que realiza una planificación global e integral del arbolado para las próximas dos décadas. De esta forma ha defendido al Ayuntamiento y al alcalde de las acusaciones de Beltrán Pérez, portavoz del Grupo Popular: “A tenor de las declaraciones del PP, este partido miente sin descaro sobre este documento y sobre la gestión del arbolado realizada desde el Servicio de Parques y Jardines, y lamento profundamente que se dirija en términos insultantes hacia la labor desarrollada por sus técnicos y funcionarios”.

Guevara ha argumentado que este Plan Director es uno de los más ambiciosos que se han puesto en marcha entre las grandes ciudades del país y fija como objetivos principales para Sevilla incrementar desde el 20 por ciento actual hasta el 25  la cobertura de la masa arbórea; es decir, que la ciudad aumentará en un 25 por ciento su masa de árboles o, lo que es lo mismo, que la cuarta parte de la superficie de la ciudad será arbórea, frente a la quinta parte actual. Se pretende reducir sólo al 3 por ciento los alcorques vacíos en el viario público, crear un cinturón verde y una infraestructura verde interconectada, además de aumentar el número de especies existentes fomentando la biodiversidad, la lucha contra el cambio climático y la protección del arbolado ante enfermedades.

Guevara ha declarado que “el PP de Beltrán Pérez, en su habitual política de trazo grueso, sin rigurosidad y mucha demagogia, enreda con los números de un Plan Director que toma como referencia criterios estrictamente técnicos y con el objetivo de avanzar hacia una ciudad más verde, más sostenible y más comprometida con la lucha contra el cambio climático.  De hecho, por primera vez hay un documento integral que asume los problemas del arbolado, que son resultado de muchos años atrás, incluidos los de gestión de Beltrán Pérez, y con un compromiso claro por atajarlos y aumentar la masa arbórea de la ciudad”.

Para el delegado Guevara, el Plan Director ha traído rigurosidad en el conteo de los alcorques vacíos para afrontar su replantación: “No es que haya 10.000 árboles menos, sino que se han contado alcorques y marras que nunca antes se habían tenido en cuenta, ni durante la gestión del propio Beltrán Pérez. Por tanto, su credibilidad es nula”.

Guevara abunda en que “en las últimas dos compañas de plantaciones se han alcanzado casi 11.000 árboles nuevos plantados, existiendo además un compromiso municipal de plantar al menos 5.000 anuales –antes, una campaña normal llegaba a los 1.000–, se han liberado ya en torno a 600 alcorques que estrangulaban a los árboles; las obras públicas que se acometen en los acerados y las calzadas tienen la obligación de adecuar los alcorques de los árboles, crearlos en caso de que no haya o realizar plantaciones siempre que sean posibles; y existe por vez primera un plan de gestión del riesgo que ha permitido una mejor conservación del arbolado en riesgo”.

Concluye David Guevara que “esta es la realidad de la gestión del gobierno de la ciudad, y no las confusiones trasladadas por Beltrán Pérez, quien miente incluso a la hora de hablar de las ratios de árboles por habitante que recomienda la Organización Mundial de la Salud en la ciudad, dado que ciñe su análisis a la arboleda en la vía pública y en los parques y jardines de titularidad municipal, y no al conjunto de la arboleda de la capital, pues habría que agregar la existente en parques de otras administraciones públicas y en las urbanizaciones privadas”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *