El Ayuntamiento ofrece 166 viviendas a familias en emergencia habitacional

La Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda (OMDV) ha atendido a más de 9.000 personas y ofrecido soluciones habitacionales en viviendas públicas a 166 familias en situación de excepcionalidad

Así, durante la presentación de la memoria de la OMDV,el delegado municipal Juan Manuel Flores ha destacado que este instrumento, puesto en marcha por el gobierno municipal, “es uno de los pilares de la transformación de Emvisesa, que, al inicio de mandato se encontraba en una lamentable situación, anulada, sin capacidad de gestión y sin proyecto”. “La promoción de vivienda privada estaba paralizada, mientras que el parque público estaba compuesto por cientos de viviendas desocupadas, con un plan de la vivienda derogado y sin estrategia para atender a laspersonas en emergencia social o con riesgo de perder sus viviendas por desahucios” ha recordado el delegado.

Frente a esto, Flores ha puesto de relieve cómo el gobierno municipal “ha cambiado esta situación en estos tres años con la reactivación de la promoción privada de vivienda, más recursos sociales y la adjudicación de 600 viviendas”. Además, ha incidido en la puesta en marcha de la estrategia de ampliación urgente del parque público de vivienda y en la aprobación de un nuevo Plan Municipal de la Vivienda.

A todo ello se suma la creación de la OMDV cuya labor ha sido recientemente reconocida con el Premio a las Mejores Prácticas en materia de gestión de vivienda social en Bilbao concedido por las empresas municipales españolas. Respecto a su actividad, de los 9.000 casos atendidos, 900 personas se encontraban en situación de riesgo de pérdida de vivienda debido a todo tipo de circunstancias y situaciones personales y ninguna de ellas ha sufrido un desahucio sin tener, al menos, una alternativa habitacional.

COORDINACIÓN CON LOS SERVICIOS SOCIALES

Respecto a estos 900 expedientes abiertos, se ha conseguido que 166 personas que se encontraban en situación de excepcionalidad accedan a una vivienda pública, algo que para el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, ha sido posible “gracias al refuerzo de la coordinación y colaboración de la empresa pública con el Área de Bienestar Social, lo que nos ha permitido tener contacto permanentemente con estas familias”.

Actualmente hay 279 expedientes en trámite, mientras que 622 ya han sido cerrados. EL 51% de los expedientes llegan a procedimiento judicial y el 26% se cierran tras recibir asesoramiento. Según el título de ocupación de las viviendas de estos expedientes, 381 eran inmuebles en alquiler, 166 en propiedad y 262 correspondían a ocupaciones ilegales. Respecto al propietario, el 50% de las viviendas pertenecen a entidades bancarias y un 35% a particulares.

Además, desde la OMDV se han desarrollado con éxito iniciativas novedosas como el protocolo de permutas, con 68 solicitudes recibidas para la inclusión en esta bolsa, 14 de las cuales ya han sido concedidas, o el protocolo de convivencia, con 241 expedientes abiertos de los que buena parte se han resuelto favorablemente a través de la mediación o con el simple apercibimiento.También se ha asesorado a 163 personas sobre las clausulas suelo.

RENTA SOCIAL

Respecto a la protección a familias con pocos recursos, el Ayuntamiento ha destinado ya 800.000 euros en este mandato a renta social y se han tramitado  233 ayudas por un importe de 900.000 euros solo en 2018 para familias con deudas por impago de rentas.

La OMDV también tiene entre sus funciones las de gestionar el registro de demandantes de vivienda, en el que figuran, según esta memoria, 11.446 personas inscritas en el registro de demandantes, siendo el 57% unidades familiares de un solo miembro y menores de 35 años. Respecto a la vivienda, un 40% de los inscritos desea alquiler con opción a compra, el 35% alquiler y el 25% compra.

El resto de funciones de esta oficina son, además de la atención individualizada a los casos con problemas de vivienda; el asesoramiento legal y jurídico en materia de vivienda (prevención, mediación y protección); la resolución de conflictos; elaboración de un censo de viviendas vacías; la coordinación con los Servicios Sociales del Ayuntamiento; la aplicación del protocolo de convivencia; servicio de mediación; programas de recuperación de viviendas vacías; protocolo de permuta de viviendas; asesoramiento de claúsulas suelo; y, por último, gestión de ayudas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *